Contradicciones del café y ciertas enfermedades

Si bien el café siempre ha sido tildado de dañino o se ha dicho que es mejor evitarlo, existe cierta evidencia que indica que también podría tener sus beneficios sobre la salud -siempre en su justa medida-.

A modo informativo, compartamos algunos de estos estudios que lo han vinculado con alguna ventaja en particular. Pero antes digamos, tal y como se ha afirmado desde la Escuela de Medicina de la Universidad de Harvard, “no es lo mismo decir que el café puede contener componentes interesantes sobre la salud, que afirmar que es tan bueno, que debe beberse“.

*El café y el Mal de Alzheimer: una serie de estudios preliminares han sugerido que esta bebida protege contra la enfermedad, a través de la actividad contra la placa betamiloide, que tiene un papel fundamental en su desarrollo.

*El café y el cáncer: también existen ciertos trabajos que han encontrado un menor riesgo de algunos tipos de cáncer (endometrio, próstata, mama no hormonal) gracias, según se supone, a los antioxidantes y sustancia antiinflamatorias presentes en el café.

*El café y la diabetes: a pesar de que tiene efectos temporales sobre la insulina y la glucemia promotores de la diabetes, el consumo regular del café parecería estar vinculado a un menor riesgo de esta enfermedad metabólica.

*Otra paradoja, según Consumer

, es la de su relación con el infarto de miocardio: aunque el beber café sube la homocisteína, asociada a un mayor riesgo de enfermedad coronaria, se ha relacionado un consumo moderado de unas tres trazas al día con un menor riesgo de sufrir un episodio de estas características.

*El café y la enfermedad cerebrovascular: una ingesta moderada de tres a cuatro tazas al día, también se ha asociado a un menor riesgo de esta enfermedad. Sin embargo, se produce una mayor probabilidad de padecer esta dolencia inmediatamente después de su consumo.

*El café y el Parkinson: también se ha encontrado que los bebedores moderados de café tienen un menor riesgo de padecer esta enfermedad, efecto que parece ser, no obstante, menor en las mujeres.

Vía Consumer

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz