Contra el colesterol: menos grasas animales

platillo-saludable

Ayer comentábamos un dato sanitario sobre España, en específico, que cerca del 70 por ciento de los españoles sufren de colesterol alto, un porcentaje bastante preocupante. Además, ya hemos estado hablando en Vitadelia sobre el colesterol, su peligro para la salud, y cuáles son las medidas saludables que se pueden tomar, desde nuestro vivir diario, para mantener el nivel de colesterol (el malo) a raya.

De cualquier modo, y considerando que el colesterol alto, junto a otros puntos relacionados como el sobrepeso, la hipertensión, entre otros, es uno de los factores de riesgo mayores para el desarrollo de enfermedad cardiovascular, siempre es válido repasar algunos ítems para llevar una vida más saludable y cuidar nuestro bienestar y salud.

Uno de los puntos cruciales para que nuestra colesterolemia no dé un resultado superior a los 200 mg/dl es limitar el consumo de grasas de origen animal lo más posible, así moderar la ingesta de mantequilla y manteca, tocino, fiambres, etc., y, en su lugar, optar por grasas de origen vegetal como puede ser el aceite de oliva (si es el extra virgen, mejor) u otros.

Así que la próxima vez te sientes a la mesa de uno de los atractivos restaurantes de Barcelona, modera el pedido de grasas animales y puedes ordenar mejor algún plato más saludable y nutritivo, como alguna variada y súper ensalada aderezada con aceite de oliva y limón, no restarás sabor pero sumarás bienestar.

Del mismo modo, también se deben consumir moderadamente las carnes y embutidos, y si se comen, se deben elegir cortes magros. En el caso de los embutidos, evitar el consumo de salchichas, y en cuanto a los fiambres, se puede optar por el jamón serrano, que suele tener menor proporción de grasa. Las carnes blancas son siempre preferibles a las rojas: pollo, pavo, perdiz, etc., son carnes más magras, aunque eso sí, siempre hay que tomar el recaudo de quitarles la piel.

Con respecto a las vísceras también debe recordarse son productos ricos en colesterol, por lo que es mejor evitar su consumo o reducirlo lo más posible. Similar para los mariscos y, en cuanto a los huevos, se pueden consumir de tres a cuatro por semana sin problemas, además, recordemos que son nutritivamente completos por lo que es necesario incorporarlos, en su medida claro, a nuestra dieta.

Al momento de elegir los lácteos, recuerda siempre que sean desnatados o descremados, tanto en lo relativo a la leche, tan necesaria, como a los yogures y demás derivados. Otro beneficio extra podrás sumar también a través de los lácteos si eliges las versiones que vienen enriquecidas con omega 3, al contrario de los ácidos grasos saturados provenientes de los animales, estaremos incorporando estos ácidos grasos esenciales cardioprotectores y saludables.

Y, finalmente, con respecto a los quesos, otro derivado lácteo, recuerda que cuanto más amarillo, mayor proporción de grasas tiene, por ello siempre opta por quesos frescos descremados o variedades más saludables a los curados.

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz