Contra el colesterol, más esteroles vegetales

Contra el colesterol, más esteroles vegetales 1

No es novedad que para bajar el colesterol y mejorar la salud hay que aumentar la ingesta de productos vegetales, hortalizas y frutas, y, por el contrario, reducir al máximo el consumo de productos animales y ricos en colesterol, como son las carnes grasas, la leche y el huevo.

Pero dentro del primer ámbito, destacan los fitoesteroles y fitoestanoles, unos compuestos naturales similares al colesterol, pero que interfieren en la absorción del colesterol real, con una consecuente reducción de este lípido en sangre.

¿Qué son los fitoesteroles?

Son extractos que se encuentran de forma natural, aunque en pequeñas cantidades, en varios vegetales y otros alimentos de este reino, muchos de los cuales se cuentan como parte de la Dieta Mediterránea, por ejemplo, en los aceites de oliva, maíz y girasol, o en frutos secos y legumbres.

Según la Autoridad Europea para la Seguridad de los Alimentos, un consumo diario de 3 gramos de esteroles / estanoles ayudaría a reducir el colesterol LDL, o también llamado “malo”, en un promedio de 11 por ciento en un plazo de dos a tres semanas.

Pero además de poder encontrar estas sustancias de manera natural en tomates, lechuga, manzana o los alimentos antes mencionados, hoy en día, también se tiene la posibilidad de comprar alimentos enriquecidos. De todos modos, siempre se recomienda consultar con el médico a la hora de tomar cualquiera de estos productos enriquecidos.

¿Son efectivos?

En varios estudios se ha observado que la sustitución de las grasas en la dieta por esteroles vegetales en una dosis de 2 gramos al día, ha llevado a una reducción del colesterol mal de entre el 10 y el 15 por ciento.

De aquí que los especialistas recomienden el consumo de 2 gramos diarios de esteroles vegetales, como una forma natural de ayudar a reducir el colesterol LDL en sangre.

¿Y qué hay con la dieta?

La pregunta que muchos pueden hacerse es qué ocurre con la dieta occidental promedio, si aporta por sí misma la cantidad suficiente de estos compuestos vegetales como para tener efectos positivos sobre los niveles de colesterol.

La realidad es que depende del tipo y cantidad de alimentos vegetales que se consuman, y no todas las personas, de distintas partes y niveles sociales, tiene una alimentación similar al respecto.

El consumo habitual de esteroles en una dieta promedio puede variar de 100 a 300 mg. por día, aunque los vegetarianos, por caso, pueden llegar hasta los 500 mg.

No obstante, la ingesta típica diaria suele ser baja y no suficiente para tener un efecto significativo en la normalización del colesterol.

Finalmente, vale hacer una salvedad: el consumo de productos enriquecidos con esteroles o estanoles puede no estar indicado en todo tipo de personas, por ejemplo, en mujeres embarazadas o que estén amamantando.

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz