Consejos y buenas razones para comenzar a correr

¿Ya te has decidido a comenzar a correr? Entonces apúntate estas recomendaciones que te ayudarán a cumplir tu objetivo y a ir mejorando día a día. Una vez pases los primeros días, y superes la posible pereza del momento, verás cómo la liberación propia de endorfinas de la actividad física te harán sentir más motivado/a.

Una buena idea para lograr buenos resultados como corredor será el combinar esta actividad aeróbica con otros ejercicios de flexibilidad y fuerza: los primeros fortalecerán tu sistema cardiovascular, te darán mayor resistencia y tonificarán tu cuerpo, los segundos potenciarán esos cambios, y te ayudarán a ser más resistente a la hora de correr.

Además, recuerda la importancia del trabajo de flexibilidad para evitar lesiones. Si con el running, la naturaleza del ejercicio de movimiento hace que los músculos se acostumbren a este patrón específico, con los ejercicios de flexibilidad los llevas a otro nivel y te aseguras que su movimiento no se limite.

Es por esto que se aconseja, además de los ejercicios de calentamiento y estiramiento previos a salir a correr (y posteriores), la práctica semanal de cualquier actividad que se base en los estiramientos, tales como stretching, yoga o pilates.

El ejercicio de fuerza, por su parte, te brindará mayor fuerza muscular, lo que te permitirá un mayor rendimiento deportivo. Además, con más fuerza muscular se trabajan más los tejidos relacionados con el músculo -los tendones y ligamentos-, y sus articulaciones. De esta forma, los corredores contarán con músculos más fuertes, resistentes y menos vulnerables a lesiones de ligamentos y/o articulaciones.

Otro consejo es evitar la rutina, o, dicho de otro modo, alternarla: ve aumentando la duración del entrenamiento, el lugar por el que ejercitas, haz variaciones de ritmos, con intervalos, cambia los recorridos, etc., para evitar caer en la monotonía y el aburrimiento.

Recuerda los beneficios de correr sobre otro tipo de ejercitación aeróbica, lo que te ayudará a estar motivado: no sólo es gratis (no necesitas más que un buen par de zapatillas e indumentaria adecuada), sino que podrás manejar tus propios horarios. La forma ideal de quemar calorías (grasas), de forma independiente y efectiva.

En este último sentido, vale recordar que el correr es una de las mejores formas que hay de quemar calorías: si bien la cantidad exacta dependerá de las características físicas de cada uno y de la velocidad con la que se corra, en media hora se pueden llegar a quemar entre 300 y 600 calorías, quemar las grasas de más y acelerar el metabolismo.

Finalmente, si aún te faltan leer buenos motivos para correr, aquí los tienes: fortalecerás tu sistema cardiovascular, mejorarás tu circulación, tonificarás músculos -en especial, piernas y glúteos-, activarás el sistema respiratorio y harás unas actividad que te permitirá alejarte del estrés y mejorar tu autoestima y equilibrio emocional.

 

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz