3 consejos para proteger los ojos del sol

proteger los ojos del sol con gafas

Dolor al abrir y cerrar los ojos, dificultad para enfocar objetos tanto de cerca como de lejos, fatiga ocular o incluso visión borrosa. Esos son unos cuantos de la gran lista de síntomas que sufren nuestros ojos cuando no los estamos protegiendo de forma correcta contra los rayos ultravioleta. Estos rayos capaces de provocar un bonito bronceado pueden ser causantes de muchas enfermedades oculares, como daños en la retina o cataratas, y todo por no darle la importancia que tiene proteger los ojos del sol. Pensad que estos órganos son esenciales para poder ver y se merecen el mismo cuidado o uno superior al de los dientes o la piel, ya que es una zona muy delicada, sobre todo contra los rayos UVA. Estos a simple vista no los percibimos, pero son más dañinos para el ojo.

Proteger los ojos del sol con gafas

El uso de gafas para el sol ha pasado de ser algo necesario para su protección a ser un accesorio de moda más. No importa si es verano, invierno, si estamos en la playa o en una montaña nevada. Utilizar como vestimenta unas gafas de sol es la mejor costumbre que puede tener alguien. Esto es debido a que la tintura de la lente reduce la intensidad de la luz y bloquea los rayos ultravioleta, protegiendo así los ojos. Pero no todas las gafas de sol son útiles. Como es evidente, las que se adquieren en un bazar o en una parada de mercadillo son de procedencia dudosa, al igual que es sospechoso si de verdad tienen la particularidad de proteger al ojo de cualquier agente del sol.

Es más, algunas veces esas gafas tan baratas son causantes de que aparezcan lesiones en la retina, provocando que lo barato salga caro. Proteger el ojo con gafas de sol es importante, así que no hay que escatimar en precios, por eso es más que recomendable ir a una óptica de confianza y buscar el modelo que se ajuste a nuestro gusto y necesidades. Pero eso sí, sin olvidar nunca que tenga factor de protección contra los rayos UVA.

Lentillas con filtros protectores

A los miopes, a la larga, les resulta muy molesto el uso de gafas, llegando al punto de incluso desechar por completo la idea de utilizar gafas de sol. Antes esta decisión era muy mala para su salud ocular, puesto que no tenían forma de prevenir los posibles daños y la única manera de proteger sus ojos era evitando el contacto con la luz solar. Pero eso es un gran error, ya que estos dañinos rayos no solo los genera el sol. Las cámaras bronceadoras o los fluorescentes potentes pueden ser una fuente generadora de rayos ultravioleta, llevando a que sea casi imposible evitarlos en una vida normal. Por suerte ahora las lentillas pueden ser grandes sustitutas de las gafas de sol.

Lo que en el pasado eran rudimentarias lentillas que podían ser hasta molestas durante un uso prolongado, ahora tienen diferentes propiedades. Hay lentillas de colores, de materiales blandos como el látex, lentillas para ver tanto de lejos como de cerca o incluso para el astigmatismo. Como veis, el mundo de las lentillas ha evolucionado mucho en los últimos años y todo para mejor. Ahora, sea cual sea la marca, por lo general es común ver que las lentillas traen filtros protectores para los rayos del sol. Esto no quiere decir que las lentillas estén tintadas, ni mucho menos. La lentilla tiene la misma forma y propiedades que una lente de contacto normal, de hecho hasta se ve de forma más definida con una lentilla con filtros protectores que con una que no tenga.

Proteger los ojos del sol con brócoli

Brócoli, el alimento de los ojos

El brócoli es un alimento rico en vitamina B2 y un tanto odiado por muchas personas por su sabor insípido. ¿Pero qué más da su sabor si con un poco de sazón u otro tipo de cocción puede resultar delicioso? Estudios recientes han demostrado que consumir brócoli 4 veces a la semana da protección a los ojos del sol tanto como el uso regular y diario de gafas de sol, puesto que incluir este alimento en nuestra dieta ayuda a los ojos a adaptarse a cualquier cambio de luz que se experimente. También facilita al ojo evitar el cansancio, la fatiga y la visión borrosa al enfocar, debido a que relaja los nervios oculares, consiguiendo que sea beneficioso para evitar la vista cansada al final de la jornada.

A su vez el brócoli tiene unos componentes llamados luteína y zeaxantina, que necesita nuestro organismo si queremos tener una buena visión. Eso es por las peculiaridades de ambos componentes, los cuales ayudan a proteger la retina al mismo tiempo que evitan que se degeneren las máculas de los ojos. En conjunto, consumir varias veces brócoli previene enfermedades como las cataratas y al mismo tiempo nos permite proteger los ojos del sol.

Compartir en Google Plus

Acerca de Flor Milano

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz