Consejos para que los niños coman bien

Los niños no siempre comen lo que deberían comer, y lograr que lleven una dieta equilibrada, sana y nutritiva puede ser todo un desafío para los padres. En principio, habrá que tratar de hablarles y concientizarlos sobre la importancia de comer bien para que crezcan sanos y puedan jugar mejor.

Será necesario brindarles posibilidades y varias alternativas para que puedan elegir más nutritivo y sano.

En este sentido, el Comité de Nutrición de la Sociedad Europea de Gastroenterología, Hepatología y Nutrición Pediátrica (ESPGHAN) ha dado a conocer una serie de recomendaciones sobre los factores dietéticos y de hábitos alimentarios que tienen mayor relevancia en el desarrollo de la obesidad en niños y adolescentes para evitar este trastorno que puede complicar su vida, y no sólo en el presente sino también a largo plazo.

Alimentos del grupo de los cereales como el arroz, la pasta y el pan, además de las legumbres, son opciones ricas en hidratos de carbono complejos por lo que dan energía progresiva y duradera. Estos alimentos, y más aún, sus versiones integrales, deben fomentarse en la dieta de niños y adolescentes.

Se recomienda para los desayunos, almuerzos y meriendas, que los niños coman, por ejemplo, pan integral tostado con aceite y jamón: tazón de arroz con leche y canela (mejor si es integral); pan integral untado con tomate, atún y queso fresco; yogur con muesli y frutos secos; pan integral remojado en leche con frutas desecadas y escamas de chocolate; sándwich vegetal con salmón ahumado y queso fresco; pastel dulce de cuscús con frutas desecadas y frutos secos.

Para las comidas y cenas, se podrá sustituir el pan blanco por el integral o mezclar semillas y cereales, utilizar arroz o pasta integrales para ensaladas o platos de guarnición, incorporar nueces u otros frutos secos, lo que se podrá acompañar con tortilla, carnes o pescados.

Otro punto esencial será reducir lo más posible el consumo de dulces artificiales y reemplazarlo por frutas naturales, batidos, zumos, mermeladas y frutas desecadas.

Vale recordar que la actual Pirámide de la alimentación saludable tiene en su base el los vegetales, frutas, verduras y hortalizas. Este grupo es el más nutritivo y el que más es necesario que los chicos consuman durante sus primeros años de vida.

Por otro lado, desde la ESPGHAN se advirtió de que si se practica una dieta vegetariana (que cada vez son más), será necesario que los profesionales de la salud cuiden la adecuada planificación y monitorización de los nutrientes que influyen en el crecimiento, como hierro y vitaminas B12 y D.

Finalmente, se recuerda el evitar la comida basura o fast food, o reducir su consumo al máximo, y dar a los pequeños porciones de alimentos acordes a sus necesidades, ni más ni menos. Hasta los seis años, la ración recomendada de carne y de pescado no debe superar los 70-90 gramos, entre 80 y 100 gramos para niños de entre 6 a 12 años. A partir de la adolescencia, la ración es similar a la de un adulto, de 125 gramos de carne y 150 gramos de pescado.

Fuente 20minutos.es

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz