Consejos para prevenir lesiones del pie diabético

Veamos en este post algunos consejos para prevenir el “pie diabético” y sus consecuencias:

*Se recomienda todas las noches tomar un baño de pies con agua templada, ni muy caliente ni fría. Luego, secarlos bien suavemente con una toalla blanda y absorbente, prestando atención a que no quede humedad entre los dedos.

*Después del baño, aplicar de una a tres veces por semana una crema en base a lanolina para mantener la piel suave e hidratada.

*Cortar las uñas frecuentemente con un alicante bien afilado sin dejar puntas irregulares, y nunca más cortas que el extremo del dedo. Tener especial cuidado de no lastimar. No cortar las cutículas.

Si el paciente tiene manos temblorosas o le cuesta llegar hasta sus dedos, será mejor que pida a un tercero de confianza que le corte las uñas con cuidado. Sino también se podrá recurrir a un podólogo.

*Atención también con las callosidades y durezas, en caso de que haya, deberán ser tratadas por profesionales que tengan en cuenta las condiciones adecuadas de antisepsia.

*Evitar el uso en los pies de medicamentos irritantes como tinturas de yodo u otros preparados comerciales para callos.

*Aplicar talco, en pies y calzados, al menos una vez por semana.

*El calzado que se utilice debe ser cómodo y apropiado: que sostenga el pie pero lo suficientemente amplio y de material blando para evitar roces.  Los calcetines serán mejor de algodón, sin costuras ni apretados.

*Evitar caminar descalzo, ya que puede ser peligroso al causar pequeñas heridas o cortes.

*No aplicar sobre los pies de forma directa bolsas de agua caliente. Mejor será un buen par de calcetines de algodón o lana para calentar los pies.

*Una vez al año realizarse un examen sensitivo, vascular y ortopédico para evaluar el riesgo de padecer lesiones.

De todos modos, siempre será mejor consultar con un profesional.

En caso de alguno de los siguientes síntomas, acudir al médico de forma rápida:

* Si se observa algún lunar del pie que cambie de color o de tamaño.

*Si se experimenta dolor en alguna zona del miembro inferior que obligue a detener la marcha, o incluso que aparezca durante el reposo y dificulte el descanso.

*Calambres o hormigueos (en especial, por las noches).

*Edemas o cambios del color de la piel sin causas justificadas.

Fuente Geosalud

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

1 Comentario on "Consejos para prevenir lesiones del pie diabético"

avatar

Ordenar por:   Nuevos | Antiguos | Más Votados
mariluflor
Invitado
mariluflor
4 año 2 meses atrás

una revista excepcional, informatica y conocimientos para lograr una buena salud en base a medicina natural, adelante…existos.

wpDiscuz