Consejos para practicar deporte durante el verano

La actividad física debería ser uno de los pilares de nuestra vida: ya mucho se ha hablado de los beneficios que el ejercicio aporta a nuestro cuerpo y organismo. Sin embargo, el ejercicio no sólo debe ser practicado de forma correcta sino también, y según ciertas particularidades, en el momento más adecuado.

Por caso, con el verano y el calor será necesario tener presente ciertas recomendaciones y tomar ciertos recaudos para evitar cualquier tipo de problema. Veamos en esta ocasión algunos consejos básicos para que tu práctica deportiva en verano sea efectiva y segura.

*Vestuario: la ropa no es un tema menor, y de seguro no podrás utilizar la misma indumentaria que usas en invierno. Escoge siempre ropa que transpire y que esté hecha preferentemente de algodón. La idea es que te permita mantenerte siempre fresco. Los colores claros serán los más recomendados (los oscuros “atraen” y “conservan” el calor).

No olvides unos buenos calcetines (también de algodón), y un buen calzado.

*Hora: evita siempre los momentos de mayor calor del día. Para ejercitar en verano lo ideal será hacerlo o bien temprano por la mañana o cuando ya cae el sol, al atardecer – anochecer.

*Lugar: procura no elegir lugares cerrados, mal ventilados y donde se concentre el calor (especial atención si practicas ejercicio en gimnasios o centros deportivos). Lo mejor serán siempre zonas al aire libre, y con sombra.

*Cuidado de la piel: otro punto básico. Si practicarás actividad al aire libre, el proteger tu piel, tanto el rostro, manos, como demás zonas del cuerpo que queden al descubierto, será esencial. Busca siempre un producto protector suficiente y acorde a tu tipo de piel (se recomienda un factor mínimo de protección de 20). El uso de gorra y gafas no estará de más (los ojos también deben protegerse, ya que son tanto o más vulnerables que la piel).

*Hidratación: si bien el beber abundante agua es algo básico en cualquier época del año, en el verano se deberá tener aún más cuidado con esto. Ten presente que al sudar se pierden más cantidad de líquidos, por lo que habrá que reponerlos. Como a través del sudor también se excretan minerales, el recurrir a bebidas ricas en sales, glucosa y limón con frecuencia también será de ayuda.

*Una ducha: tras la actividad física, nada mejor que reponerse con una buena ducha, sin embargo nunca te des una con agua fría, ya que el cambio brusco de temperatura en el cuerpo puede ser malo. Sí podrás, por el contrario, reconfortarte con una ducha de agua tibia.

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz