Consejos para mejorar la fuerza muscular en casa

Consejos para mejorar la fuerza muscular en casa 1

La fuerza muscular te permite una mayor capacidad a la hora de realizar algunas actividades, por ejemplo, correr o levantar ciertos objetos algo pesados. Pero, por otro lado, también te ayuda a mantener a tus huesos fuertes y sanos. Por eso, creemos que es importante que sepas cómo puedes hacer para mejorar la fuerza muscular de tu cuerpo.

¿Por qué debes trabajar tu fuerza?

Para sentirnos fuertes durante toda nuestra vida, es necesario mantener nuestra fuerza muscular. A partir de la segunda mitad de nuestra vida, la falta de ejercicio colabora en la reducción de la fuerza y la masa muscular. De esta forma, las actividades diarias más sencillas, pueden convertirse en una molestia.

Por estos motivos, la necesidad de mantenerse fuerte durante edades tempranas es la recompensa que ganarás para un futuro mejor. La idea no es que te veas como un atleta, sino que cuides y quieras a tu cuerpo.

Trabajar la fuerza en casa es posible

La manera más sencilla de logra el objetivo es comenzar casa con pesas pequeñas o utilizando el propio peso corporal. Los ejercicios que te presentamos a continuación no deben ser realizados sin una supervisión, si nunca los has realizado alguna vez.

1- Ejercicios sencillos con pesos ligeros

Estamos hablando de aquellos que requieren de un peso entre 1 a 2,5 kilogramos.

♦ Ejercicios de brazos

– Bíceps: los brazos deben estar estirados a los lados del cuerpo y las manos levantadas hacia los hombros, con los codos flexionados. Realiza el movimiento hasta que los bíceps muestren signos de fatiga. Debes tener en claro que fatiga no es cansancio, sino el rendimiento máximo del músculo, para que el trabajo sea mejor.

Tríceps: coloca tu mano detrás de la cabeza y el codo mirando hacia el techo, levanta un peso ligero hasta que notes un poco de fatiga, no te excedas si no quieres lesionarte. Repite el mismo movimiento con el otro brazo.

♦ Ejercicio de hombros

Encoje los hombros con los brazos estirados -caídos- y una pesa en cada mano.

2- Ejercicios sin pesas

♦ Abdominales

Tumbada sobre la espalda con las rodillas flexionadas y los brazos cruzados sobre el pecho. Levanta la cabeza y la parte superior de la espalda del suelo, aguantando durante unos segundos. Repite hasta que notes fatiga.

♦ Tríceps

Los puedes hacer apoyando la punta de los pies, las rodillas, y/o sobre los brazos.

Vía: saludalia

Compartir en Google Plus

Acerca de Daniela Deicas

Comunicadora social, periodista, trabajadora en varios rubros, redactora por naturaleza... Siempre buscando más, de eso se trata.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz