Consejos para el cuidado del bebé recién nacido

¿Eres primerizo? La alegría de ser padres no tiene comparación, pero en este momento tan importante en la vida también pueden surgir dudas, miedos e incertidumbres. Por ello, si te estrenas en el oficio de ser padre o madre, compartamos en este post de Vitadelia, algunos consejos para tener éxito en la misión, y que nuestro pequeño reciba las atenciones que necesita para su primer tiempo de vida.

En primer lugar, habrá que recordar que el recurrir al pediatra para asesoramiento y ante cualquier duda que surja con respecto al bienestar y salud del bebé es algo insoslayable, quien mejor que un profesional para aconsejar e indicar cómo actuar ante momentos particulares.

La alimentación del niño durante sus primeros días (meses) ha de ser exclusivamente leche materna, como ya hemos hablado en Vitadelia

, nada más completo y apropiado para el organismo de un recién nacido que el aliento natural que elabora su madre. Hasta los cuatro meses, como mínimo, los expertos aconsejan que se trata de lactancia exclusiva, es decir, que no se le ofrezca nada más.

Ya luego, a partir del cuarto mes se podrá ir incorporando “papillas” (sin dejar de dar el pecho), se podrán combinar frutas y verduras, con cereales, ya para los seis meses de vida del pequeño.

La inclusión de alimentos sólidos dependerá en parte de la evolución y desarrollo del niño pero, por lo general, no se incorporan hasta el año o 15 meses, lo que deberá ser parte de un proceso de presentación, prueba y adaptación del niño a su nueva alimentación.

Con respecto a la higiene del bebé, tener en cuenta: en la primera semana, la desinfección del ombligo con un alcohol de baja graduación hasta que esté seco. También se recomienda hidratar la piel del recién nacido con cremas, sin frotar. Sin embargo, tener cuidado con la zona que queda debajo del pañal, que no se irrite.

No será necesario un baño a diario, con una higiene cada dos o tres días estará bien, aunque sí habrá que limpiar las zonas más sucias, cuando sea necesario, como la cola y las manos.

También habrá que cortar las uñas del bebé de forma regular, con cuidado. Por el contrario, no se recomienda retirar el cerumen de los oídos.

Será necesario hacer un seguimiento con el pediatra con la frecuencia que el profesional indique, por lo general, en coincidencia con la aplicación de las vacunas. Además, habrá que concurrir a una consulta médica tras lo diez primeros días de la llegada del bebé a la casa, para descartar cualquier patología y asegurarse de que todos los cribados oficiales se hayan hecho y estén normales.

Finalmente, vale destacar que el calendario oficial de vacunas incluye dosis a los dos, cuatro y seis meses, siendo las correspondientes a estos periodos las relativas a difteria, tos ferina, tétanos, poliomielitis, hepatitis B y meningococo C. Además, existen otras no financiadas que comienzan al mes y que la AEP recomienda, como la del rotavirus y el neumococo.

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz