Consejos para dormir bien y combatir el insomnio (I)

Ya es sabido que un descanso adecuado y suficiente es clave para poder desempeñarse al día siguiente, rendir y estar de buen ánimo. Lamentablemente, hay una gran cantidad de personas que sufren de insomnio

 u otros trastornos del sueño.

Según los libros médicos, existen cerca de 80 variedades de trastornos del sueño: los más usuales son los ronquidos, la apnea y el insomnio en sí mismo. Por lo general, el insomnio se debe a un exceso de tensiones y preocupaciones diarias, y de estrés.

Según Rogério Silva, biólogo post doctorado en medicina y biología del sueño en la Universidad Federal del Estado de San Pablo, en Brasil, hay una serie de cambios sencillos en los hábitos diarios que pueden ayudar a conciliar el sueño y a evitar el cansancio crónico propio del insomnio. Veamos entonces una primera parte de estos consejos:

*La almohada, pieza fundamental. Tener una buena almohada para un correcto apoyo de la cabeza por las noches es esencial para lograr una buena experiencia de sueño.

 

Al momento de escoger almohada hay que fijarse el material del que esté hecha, por lo general, se recomiendan aquellas que estén compuestas de espuma con memoria, que tengan “cuerpo”, es decir, sean resistentes pero no demasiado rígidas. Con respecto al tamaño, se deberá tener presente también que  no sea ni muy ancha ni demasiado estrecha.

Otro punto importante relacionado con las almohadas: recordar que, como todo, también tienen una vida útil, las almohadas deberían cambiarse, cuanto menos, cada dos años.

*La mejor posición para dormir suele ser de lado, y en este caso, la altura de la almohada debería ser igual a la distancia entre el cuello y la parte externa del brazo, de modo que la cabeza y el cuello queden en línea recta con la espalda.

Si te es más cómodo dormir boca arriba, entonces tendrías que buscar una almohada un tanto más baja que llene el espacio entre el cuello y la parte trasera de la cabeza.

Este especialista no recomienda, por el contrario, dormir boca abajo, ya que por lo general no permite descansar bien y deja dolores en el cuerpo. En específico, las regiones toráxica y lumbar serían las más perjudicadas en esta posición.

*Con respecto a las posturas, el profesional también dio ciertos consejos para saber cuál sería la posición correcta, así por caso, si se duerme de lado se deberá mantener la columna alineada y los brazos debajo de la barbilla, las rodillas levemente flexionadas y, en el posible, con una almohadita fina entre ellas.

Por el contrario, no se recomienda dejar la mano debajo de la cabeza, ya que puede comprometer la circulación de este miembro superior. Tampoco hay que encoger demasiado el cuerpo porque podrá traer dolores y molestias a la mañana siguiente.

En cuanto a la postura boca arriba, Silva aconsejó utilizar también una almohada fina o un rollito de espuma debajo de las rodillas para que permanezcan semiflexionadas, y en consecuencia la cadera quede en una posición cómoda durante la noche y los músculos lumbares relajados.

Finalmente, con respecto al colchón, también hay un punto básico a considerar: no debe ser ni muy blando ni muy firme, es decir, debe poder amoldarse fácilmente al cuerpo. Será preferible una variedad de látex, cuya ventaja principal es, precisamente, adaptarse mejor a los contornos del cuerpo y brindar mayor comodidas.

Vía Yahoo

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz