Consejos para disfrutar de la playa y la piscina sin riesgos

Restan sólo pocos días para el inicio del verano, y con esta temporada tan esperada comienza el momento de ir a la playa y, también, a la piscina. Por ello, compartamos en Vitadelia algunos de los consejos emitidos desde Sanidad en su guía-cómic “Disfruta del agua y evita los riesgos” para este verano 2012, y evitar así el tener accidentes o situaciones que luego lamentar, sobre todo, si se concurre en familia.

En 2010, se registró el ahogo de unas 432 personas y unas 478 debieron ser hospitalizadas. Además, siete personas ingresaron el año pasado al Hospital Nacional de Parapléjicos con lesión medular producto de una mala zambullida. Ante estos datos, no será cuestión de dejar de disfrutar de la piscina pero sí de conocer las recomendaciones y hacerlo siempre con conciencia y cuidado.

*Sólo báñate en las zonas autorizadas y vigiladas por los socorristas. Respeta siempre las normas de seguridad de cada lugar.

*Si se concurre en familia, los padres o adultos no deberán dejar solos a los niños, y tenerlos siempre al alcance de la vista. No olvidar que un ahogamiento se puede producir de forma no sólo rápida sino también silenciosa.

*Educar al niño para que avise siempre cuando se vaya a dar un chapuzón. Si no saben nadar, se recomienda el uso de chaleco salvavidas (más si se trata del mar). También deberán usarlo si practican deportes acuáticos.

*Un bebé, incluso, puede ahogarse en pocos centímetros de profundidad. Tener especial cuidado en el caso de los bebés.

*Si se trata de una playa, conoce el significado de las banderas y respétalo.

*Evitar siempre bañarse de noche, ya que es peligroso. Así también cuando se haya tomado bebidas alcohólicas (el alcohol adormece los sentidos y reduce la capacidad de reacción ante el peligro).

*Otro punto a tener en cuenta es el zambullirse sin control: no lanzarse nunca en zonas desconocidas, de poca profundidad o desde una altura muy elevada. Siempre será necesario comprobar la profundidad antes de sumergirse. Así también, evita bucear o saltar en aguas turbias donde no se vea que hay debajo.

Si vas a tirarte de cabeza, entra en el agua antes varias veces a pie, para comprobar la zona que esté libre de obstáculos y de cualquier otro factor de riesgo.

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz