Consejos naturales para aliviar la tos nocturna

limon

Si bien la tos es un síntoma que se da muchas veces, es necesario estar atentos, sobre todo, si se produce por las noches. En este post te contamos tres remedios naturales contra la tos nocturna que te serán de ayuda para aliviarla y para conciliar mejor el sueño.

Lamentablemente, por las noches la tos suele ser más fuerte: esto se debe, sobre todo, a que durante este momento del día la congestión empeora. Además, la posición de acostado hace que las vías respiratorias se obstaculicen, lo que irrita más la garganta, provoca molestias para la persona y para los que duerman cerca, más flemas, etc.

¿Cómo aliviar la tos nocturna?

Zumo de limón y miel

Para preparar este remedio casero solo deberás contar con el zumo de un limón, un vaso de agua templada y un cucharadita de miel, mezclar bien estos ingredientes y beber a sorbos antes de ir a la cama.

Esta combinación destaca por tener propiedades sedantes y suavizantes sobre las mucosas y las vías respiratorias. Además, el limón aporta una buena dosis de vitamina C que mejorará las defensas, al tiempo que actuará como antiséptico y antibacteriano.

La miel, por su parte, es antiséptica también y antioxidante, además de aclarar la garganta. Otra de sus ventajas sería que al ser dulce y caliente, aumentaría la secreción de saliva lo que ayudaría a limpiar las vías aéreas.

Gárgaras de agua y sal

Otra posibilidad casera y fácil de lograr es la de hacer gárgaras de agua con sal. Ingredientes: una cucharadita de sal gruesa (5 g) y ½ taza de agua tibia (125 ml).

Preparación: solo deberás mezclar los ingredientes en un vaso y realizarte gárgaras en la boca. Recuerda de no tragar el agua, solo deséchala una vez hayas terminado.

Otra buena posibilidad es la de consumir algún caramelo duro antes de ir a la cama, los mejores serán los de miel, menta o similares. Esto ayudará a refrescar la boca y la garganta, al tiempo que incrementará la producción de saliva lo que, como se dijo, ablandará las mucosidades.

Ajo y cebolla

El ajo y cebolla son dos aliados contra los resfriados y los procesos infecciosos, ya que son dos buenos antisépticos y antibacterianos. Además de consumirlos crudos o cocidos en las comidas, se aconseja hacer un caldo para tomar antes de ir a dormir.

Ingredientes: ½ cebolla, un diente de ajo y cantidad necesaria de sal. Preparación: coloca todo en un cazo y calienta, filtra y bebe como si se tratara de un té o una sopa. Si no te gusta mucho su sabor, podrás añadirle unas gotas de limón. Bebe antes de ir a la cama.

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz