Consejos para dormir bien en verano

attractive thoughtful brunette curl woman with a pillow on the b

Con el calor, la mayor humedad y los cambios propios del verano, puede suceder que cueste más conciliar el sueño. Sucede que para dormir bien el cuerpo necesita una temperatura de menos de 21 grados, ya que de lo contrario, se produce una activación mental y una hiperactivación del metabolismo para adaptarse, lo que genera ansiedad y problemas para dormir.

Por tal motivo, y para evitar que el verano nos haga perder cantidad y calidad de sueño, compartimos con ustedes en esta ocasión una serie de consejos brindados por Infito, el Centro de Investigación en Fitoterapia.

Hidratación

Esencial será estar bien hidratado, es decir haber tomado abundante agua y líquidos naturales durante todo el día, y también un rato antes de ir a la cama.

No a la cafeína

Evita tomar café o té, u otras bebidas que incluyan cafeína como las bebidas cola, antes de ir a dormir. Las recomendaciones son hacerlo al menos unas 6 horas antes.

No al alcohol

El alcohol es un estimulante y, como tal, debería mantenerse alejado del horario de ir a la cama.

Cena ligero

Para evitar sentirte pesado o molesto, escoge alimentos frescos y livianos para la cena, de este modo la digestión será sencilla y no dificultará tu sueño.

Mantén los horarios para las comidas

Lo mejor es ser ordenado y rutinario con las comidas, y llevar un cronograma de comidas.

Siesta

Si eres de quienes gustan de la siesta, que sea breve.

Aire acondicionado

Limita su uso y procura no tenerlo encendido por las noches, mientras duermes.

Una ducha fría

Un consejo es darse una ducha fría antes de ir a la cama, para estar más fresco y liviano.

Ropa de cama

Si se utiliza pijama o camisón que sea de algodón, para permitir a la piel transpirar. La ropa de cama que sea liviana y también de algodón.

Alimentos

Los alimentos que elijamos  en nuestra alimentación también pueden hacer la diferencia: éstos están asociados directamente con la serotonina, una hormona clave que, junto a la vitamina B6, B12 y el ácido fólico, favorece un sueño saludable.

Opta así también por hidratos de carbono complejos (granos y harinas integrales) en lugar de los refinados, evita así también o reduce lo máximo posible los dulces y azúcares refinados, consume abundantes frutas y verduras frescas. En cuanto a las proteínas, que sean magras y opta por alimentos ricos en triptófano, ya que ayudan a aumentar los niveles de serotonina..

Los alimentos con grasas saturadas y grasas trans, como las patatas fritas, los aperitivos envasados y otros snacks altos en grasas tienden a reducir los niveles de serotonina, por lo que será mejor no consumirlos o hacerlo en porciones pequeñas.

Finalmente, recuerda uno de los “consejos de la abuela”: antes de ir a dormir puedes recurrir a tomar un vaso templado con leche, o bien a una infusión de hierbas como la manzanilla o el poleo.

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz