Consejos para comer en restaurantes fuera de casa

Consejos para comer en restaurantes fuera de casa 1


Comer fuera de casa es uno de los placeres mundanos que casi cualquier persona se puede permitir, aunque comamos lo mismo que en casa, salir fuera, ir a un bonito restaurante y que alguien te sirva la comida es considerado todo un lujo burgués para cualquier persona, familia o pareja.

¿Qué mejor que ir a un restaurante para conmemorar una celebración o una efeméride importante? Debemos saber que comer en un restaurante es, en la mayoría de ocasiones, menos saludable que comer en casa, hablamos siempre de comer en casa con tiempo suficiente para preparar la comida y comer de manera relajada y sin prisas.

En cualquier caso, comer en un restaurante de manera periódica siempre es un buen modo de salir de la rutina, es incluso aconsejable para la salud emocional individual, de la familia o de la pareja.

Consejos para comer en restaurantes fuera de casa 2

Muchas personas deciden salir a comer fuera de casa porque les agobia la rutina de la vivienda y la cocina, para evitar esto, existen multitud de posibilidades, una de ellas es cambiar la decoración completa de la cocina, que no por ello tiene que ser una gran inversión, una buena  forma de darle dinamismo a la cocina y permitir que por ejemplo los niños se acerquen a ella es incluir vinilos decorativos de gastronomía, comprar utensilios de cocina con formas y colores divertidos y descubrir nuevas formas de cocinar: gastronomía oriental, exótica, sudamericana, etc.

Si salimos a comer a un restaurante, es preciso tener en cuenta los siguientes consejos.

Elegir platos con preparaciones simples es siempre una opción muy recomendable, de ese modo, el cliente sabrá casi con certeza cómo se cocina el plato y es más difícil la inclusión de preparaciones más calóricas como fritos o rebozados por ejemplo.

En los primeros platos, sopas o verduras. Se trata de recetas poco calóricas, que contienen mucha agua y con capacidad de saciar el apetito. Hay que intentar evitar las salsas, la mantequilla y el exceso de grasas.

Para beber, agua, zumo o vino. El agua es el mejor aliado para una cena fuera de casa, aunque beber de manera moderada vino es incluso positivo para la salud. El resto de bebidas alcohólicas aportan muchas calorías vacías.

Mucho cuidado con los postres, se trata de comidas con exceso de azúcares y calorías. Lo más recomendable es fruta cruda o en un preparado, en una macedonia o en una ensalada.

Compartir en Google Plus

Acerca de Carlos

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz