Consejos para combatir el estrés laboral

Consejos para combatir el estrés laboral 1

El estrés laboral es algo muy de nuestros días: ya sea por la presión en el ambiente de trabajo o por el exceso de responsabilidad, cualquier empleo puede llevar a un incremento del estrés significativo, lo que, con el tiempo y si se torna algo crónico, puede pasar factura sobre nuestra salud.

Desde la Asociación Americana de Psicología se ha recordado que los factores que más influyen en el estrés laboral son los sueldos bajos, la sobrecarga laboral y la falta de oportunidades para mejorar, entre otros.

Según la encuesta Regus Business Tracker, el 58 por ciento de los trabajadores españoles aseguró haber sufrido un aumento del nivel de estrés laboral durante la crisis económica.

Consejos para sobrellevar el estrés laboral

Conocer cuáles son las cosas que estresan: para ello, será de utilidad llevar un diario durante una o dos semana para poder identificar las situaciones que más estrés generan. Habrá que ser consciente y registrar los pensamientos, sentimientos y todo lo relacionado con el ambiente que genere tensión, y ver cómo se reaccionó para conocer asimismo cuáles son los mecanismos de reacción ante los causantes.

Da respuestas saludables: en lugar de intentar combatir el estrés con comida rápida o alcohol, lo correcto será buscar opciones saludables ante tales circunstancias.

El ejercicio es un excelente liberador del estrés, así como el yoga o cualquier otra actividad que implica la respiración consciente y la relajación.

Coloca los límites: en el actual mundo de las relaciones digitales, son muchas las personas que tienden a mantenerse conectados al trabajo, más allá de su horario laboral. No te sientas angustiado, y establece algunos límites entre el trabajo y tu vida personal.

Tiempo para descansar: resérvate tu tiempo para descansar y desconectar realmente. Para evitar los efectos negativos del estrés crónico y el cansancio laboral se necesita, sí o sí, un tiempo para la recuperación y el descanso.

Aprende a relajarte: las técnicas como la meditación, los ejercicios de respiración profunda y la conciencia plena pueden ayudar a liberar estrés y tener efectos positivos sobre tu salud y diario vivir. No desestimes estas alternativas.

Puedes comenzar con unos pocos minutos cada día, centrándote en algo tan simple y vital como tu propia respiración. Pon atención al caminar, cocinar o al comer, el objetivo es que puedas centrarte de forma consciente en una única actividad sin distraerte.

Habla con tu jefe: los empleados saludables suelen ser más productivos por lo que tu jefe tiene en este sentido un incentivo claro para crear un ambiente de trabajo que promueva el bienestar entre su personal. Poder hablar abiertamente con tu superior, sin que suene a queja, será un aspecto muy positivo.

Acepta la ayuda de otros: el tener amigos amigos de confianza y miembros de la familia a los que recurrir, puede mejorar tu capacidad para manejar el estrés. En tu empresa podría existir un programa de prevención de riesgos laborales en el que se incluya un protocolo de actuación sobre el estrés laboral. En caso de que todos estos consejos no sirvan, tal vez sea buena idea hablar con un psicólogo.

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz