Consejos para combatir las encías inflamadas

Evitar las encías inflamadas

Tener las encías inflamadas es más común de lo que muchas personas creen. Por culpa de las prisas hay veces que no cumplimos con el ritual de limpiarnos los dientes 3 veces al día, llevando a que las bacterias externas puedan anidar en nuestra boca. Esto puede provocar a que las encías pierdan su color sonrosado y se tornen rojizas hasta el punto de provocarnos sangrados con tan solo rozarlas. Para evitarlo no hace falta que os gastéis mucho dinero comprando el mejor producto del mercado. En realidad, podéis apoyaros en elementos que todos tenemos por casa y que pueden ser igual o más efectivos para combatir las encías inflamadas.

Combatir las encías inflamadas con agua con sal

Uno de los mejores enjuagues para evitar la inflamación y sangrado de las encías es el agua con sal. El sodio es antiséptico y ayuda a que el cuerpo cicatrice las heridas a la vez que elimina las bacterias que pueden provocar ese sangrado. Para hacer este enjuague tan solo necesitamos:

  • Un vaso de agua tibia
  • Una cucharada de sal fina

El agua podéis calentarla en el microondas un poco o utilizar la cafetera para que esté caliente. Se vierte la cucharada de sal y la removemos. Esperamos a que el agua esté un poco tibia y volvemos a remover para luego utilizar el líquido como colutorio. Este remedio se puede utilizar tres veces al día, después de cada comida importante. En una semana veréis una mejoría en las encías y las veréis mucho más fuertes y sanas a la vez que reducimos considerablemente el sangrado.

Zumo de limón

Todos sabemos las propiedades antioxidantes y depurativas del limón en el organismo. Es más, tomar un vaso de agua tibia con un chorrito de limón en ayunas es uno de los trucos de belleza más usados en el mundo, porque el limón ayuda a que el cuerpo elimine grasas de forma natural a la vez que previene el estreñimiento. En esta ocasión, para luchar contra las encías inflamadas, el limón no hay que consumirlo, pero eso no quiere decir que no sea igual de útil. Como es una molestia bucodental utilizaremos el jugo del limón como colutorio, ya que aparte de tener todas esas propiedades positivas, el limón es un potente antiséptico y antiinflamatorio. Por eso hacer enjuagues con limón es bueno debido a que elimina las bacterias que habitan en nuestra boca a la vez que ayuda a las encías a desinflamarse y por tanto reduce su sangrado.

Para este enjuague necesitáis:

  • Un vaso de agua tibia
  • Un chorro de limón fresco

Como ocurre con la sal, podemos calentar el agua un poco con el microondas y verter el jugo del limón en esta. Tras mezclarlo un poco hay que utilizar el agua tibia con limón después del cepillado. Se puede usar ese enjuague tres veces al día. Pronto veréis como las encías tienen un color sano y vuestro aliento olerá bien.

Zumo de limón para las encías

No os olvidéis de la menta

¿Os habéis fijado en que la mayoría de colutorios del mercado para reducir las encías inflamadas tienen sabor a menta? Eso es por las propiedades antisépticas y anti bactericidas de la menta. Ya sabéis que lo natural es mejor y en este caso es cierto. Este colutorio de menta que os enseñaremos a hacer ayuda a que las encías vuelvan a tener un color rosado y dejen de sangrar con tan solo rozar la encía. Para este colutorio de menta tan económico y eficaz necesitamos:

  • Agua caliente
  • 5 hojas de menta fresca

A diferencia de los anteriores colutorios, en éste hace falta extraer toda la esencia de la menta. Para ello pondremos a calentar un vaso de agua en una olla y una vez el agua esté hirviendo se meterán las hojas de menta. Dejaremos que cuezan durante 10 minutos para luego apagar el fuego y dejar reposar otros 10, asegurándonos de que libera toda la esencia. Tras ello simplemente hay que colar el agua y usarla como un colutorio normal y corriente. Este enjuague se puede usar tres veces al día tras cada comida. En pocos usos ganareis salud bucodental a la vez que vuestro aliento olerá mejor que nunca.

Usa aloe vera

La planta de aloe es conocida por todas sus propiedades antisépticas y cicatrizantes. No importa si es una quemadura solar o una producida por culpa del fuego, un poco de aloe vera en la zona puede ayudarnos a aliviar el dolor. Lo mismo ocurre con las encías. A diferencia de otros remedios caseros, el aloe vera se tiene que aplicar como una pomada en las encías. Para ello tenemos que coger una de las ramas del aloe, abrirla y extraer su carne. Con el dedo pasaremos esta zona por todos los rincones de la encía, masajeandola a medida que aplicamos el aloe vera para permitir que la encía absorba mejor esta pomada. Tras ello toca cepillar los dientes como se hace normalmente y pronto notaréis mejoras al combatir las encías inflamadas.

Compartir en Google Plus

Acerca de Flor Milano

Deja una Respuesta

1 Comentario on "Consejos para combatir las encías inflamadas"

avatar

Ordenar por:   Nuevos | Antiguos | Más Votados
tratamiento varices
Invitado
7 meses 11 días atrás

muy buena información, me gusta mucho este blog!! gracias por el post!!

wpDiscuz