¿Conoces la semilla negra o nigella sativa?

¿Conoces la semilla negra o nigella sativa? 1

La semilla negra o nigella sativa es la semilla de una planta muy conocida desde la antigüedad por tener cantidad de propiedades benéficas. Usada desde tiempos remotos, está considerada buena para retrasar el envejecimiento, para mejorar episodios de ácido úrico o para la digestión, entre otros. En este post de Vitadelia compartiremos algunos datos sobre estas pequeñas semillas oscuras que se parecen a las del hinojo o comino, pero no lo son.

En principio, hay que destacar sus propiedades digestivas: ayudan al estómago y a sus funciones de manera natural, estimulando y favoreciendo la digestión. Para este fin, se puede preparar una infusión con semillas negras y beber después de la comida. Además, te ayudará a evitar o disminuir la flatulencia.

También se han resaltados sus propiedades anti age (anti envejecimiento): en un estudio publicado en el Advanced Pharmaceutical Bulletin, la semilla negra tendría beneficios más que interesantes para las mujeres de más de 45 años, sobre todo, para las que ya hayan entrado en su menopausia, ya que las ayudaría a mantenerse más jóvenes por más tiempo. Además, sería de utilidad en la prevención de la osteoporosis.

La nigella sativa también ayudaría a la eliminación del ácido úrico, lo que es de beneficio a su vez para prevenir otros problemas relacionados y graves como es la gota, o para cuidar y mejorar la salud renal.

A tal punto la semilla negra es buena que desde hace tiempo que se dice que es “el remedio para todo, menos para la muerte“. Se habla de que tiene al  menos unos 30 beneficios, si todos son reales, es una incógnita, pero que es beneficiosa en general, sí se sabe. Se cree que también acelera el metabolismo, que fortalece las defensas y que aclara las vías respiratorias.

El aceite de nigella sativa fue encontrado en la tumba de Tutankhamón y se sabe que fue utilizado por Cleopatra por sus cualidades de salud y belleza.

No obstante, vale hacer una salvedad: en el caso de las mujeres embarazadas hay que hacer un paréntesis, ya que las semillas negras pueden llegar a tener un cierto grado de toxicidad, peligroso en este caso, ya que les puede generar (o incrementar) las nauseas y vómitos.

La forma más habitual de consumir la black seed es en forma de aceite, que puede adquirirse en herboristerías o tiendas especializadas, en polvo o bien usar las semillas directamente y molerlas. También existen comprimidos que pueden tomarse sin tener mayor complicación.

El aceite y extracto de estas semillas aporta cerca de un 60 por ciento de ácidos grasos, la mayoría de omega 3 y 6, que son necesarios para la formación de prostaglandina E1, con funciones antiinflamatorias y fortalecedoras del sistema inmune. También aporta antioxidantes de calidad, y sustancias benéficas varias.

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz