Conoce más sobre la obesidad y podrás combatirla a tiempo

Uno de los principales factores de riesgo para la salud a nivel cardiovascular es la obesidad. Los datos al respecto son realmente escalofriantes, por ejemplo, el hecho de que 1 de cada 3 estadounidenses sean obesos. De hecho, estudios recientes han puesto de manifiesto que 112.000 muertes anuales en Estados Unidos están relacionadas con la obesidad. Pero, ¿en qué consiste exactamente esta enfermedad?

Conoce más sobre la obesidad y podrás combatirla a tiempo 1

¿A qué se refiere la obesidad?

Nuestro organismo se compone de agua, proteínas, hidratos de carbono, minerales, vitaminas y grasa. Pues bien, cuando el organismo tiene demasiada grasa se habla de obesidad. Un indicador de la obesidad es el índice de masa corporal (IMC), que se calcula dividiendo el peso entre la altura.

¿Qué produce la obesidad?

La causa de la obesidad en muchas personas es el simple hecho de que consumen más calorías de las que pueden quemar en su día a día. Pero junto a esta hay otras, como por ejemplo la genética, ya que en muchos casos la obesidad es hereditaria.

Por otro lado, con el paso del tiempo el organismo no quema energía con la misma rapidez, y no son necesarias tantas calorías para que el peso se mantenga estable. Razón por la cual, cuando una persona continúa con sus mismos hábitos de alimentación y de ejercicio a los 40 años que a los 20, coge peso.

Con respecto al sexo, los hombres queman en reposo más energía que las mujeres, por lo que requieren más calorías para el mantenimiento de su peso corporal. Por su parte, las mujeres suben de peso tras la menopausia, ya que su capacidad de quemar energía baja más aún.

Otro factor que incide en muchas mujeres en relación al sobrepeso es el embarazo. Aunque lo normal es que con el paso del tiempo el cuerpo de la mujer se estabilice, en ocasiones se coge demasiado peso durante ese período y luego no es tan fácil de perder.

También tienden a subir de peso las personas que no tienen actividad física suficiente, ya que si se come mucho pero no se hace ejercicio suficiente, no se queman bastantes calorías, y aumentan las posibilidades de sufrir sobrepeso.

Hábitos de alimentación que se convierten en enemigos

Los malos hábitos alimenticios son sin duda alguna uno de los mayores factores de riesgo para padecer obesidad. Y desafortunadamente, los restaurantes de comida rápida y la conocida como “comida chatarra” son parte principal de la dieta estadounidense.

A lo que hay añadir que muchas personas padecen trastornos alimentarios, dándose grandes atracones o haciendo grandes ingestas nocturnas. De hecho, del 10 al 20% de las personas que solicitan tratamiento por problemas de obesidad, la sufren por estas causas.

También algunos medicamentos como los corticoesteroides y ciertos antidepresivos, y enfermedades como problemas hormonales, el hipotiroidismo, la depresión y enfermedades cerebrales poco comunes, pueden provocar este problema.

El gran problema de la obesidad infantil

Sin duda alguna la obesidad infantil representa un gravísimo problema, ya que los niños obesos tienen más probabilidades de ser obesos a la edad adulta. Las células grasas que se adquieren en la niñez permanecen en el organismo cuando se llega a adulto, según piensan los investigadores. De ahí la importancia de cuidar la alimentación de los más pequeños.

Compartir en Google Plus

Acerca de Carlos

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz