Conoce el Aikido

Dentro de las artes marciales japonesas, el Aikido se ubica como una de las más importantes, pero como toda disciplina oriental es más que una técnica de autodefensa, sino también un camino de búsqueda interna y de paz interior.

Su creador, Morihei Ueshiba (conocido como O Sensei o “Gran Maestro”), quien le ha impreso aspectos morales y espirituales, con el mayor peso sobre la paz y armonía interiores, aunque pueda parecer paradójico a ojos occidentales por tratarse de una disciplina marcial.

Este arte combina algo de jiu-jitsu y de kenjutsu, y se basa no en golpear al contricante, sino en utilizar su propia energía para dominarlo. Su característica principal es la búsqueda de la neutralización del otro en situaciones de conflicto, dando lugar a su derrota, pero sin dañarlo.

Sus técnicas estás fundamentadas en la idea de que el cuerpo humano en movimiento es similar a un trompo y que, al estar en quietud, se mantiene en postura estable, como un teatraedro regular.

Esta posición de base triangular es la postura ideal para comenzar las técnicas de Aikido: como al iniciar el movimiento, el cuerpo se convierte en un trompo, estas técnicas deberían permitir alcanzar un estado en el que se pueda cambiar el centro del adversario a través del propio movimiento esférico en torno a nuestro eje con el objeto de envolverlo en él y de poderlo dominar.

Pero más allá de estas especificaciones que son más bien técnicas, el Aikido tiene sus beneficios, algunas de las que compartiremos a continuación:

*En principio, al trabajar con el cuerpo, desde su centro y en armonía con al naturaleza del universo, se afirma se tendrá un organismo equilibrado y sano en consecuencia.

*Beneficios físicos específicos: elasticidad, flexibilidad, potencia, mayor tonicidad muscular y coordinación, resistencia, agilidad y una mejor postura.

*Pero además, y cómo toda técnica oriental, la respiración es clave: este trabajo consciente con la respiración ayudará a la relajación, y a un mejor funcionamiento de todo el cuerpo, gracias a una mejor oxigenación.

*Mejora el flujo sanguíneo a los miembros y articulaciones, al tiempo que estimula ciertos músculos internos que no se utilizan normalmente.

*Su práctica mejora la concentración, la confianza en uno mismo y la estabilidad emocional.

*Así también, hay quienes sostienen que el Aikido puede ser una buena alternativa terapéutica para ciertos trastornos como en caso de problemas en la columna, artrosis, cuestiones del corazón, y trastornos psicológicos, como la depresión o problemas de conducta.

Finalmente, vale mencionar que cualquiera puede practicar Aikido, sólo será cuestión de tomar la decisión y comenzar. No será necesario tener conocimientos previos sobre ningún otro arte marcial. Puede ser practicado por hombres y mujeres de cualquier edad, desde niños hasta adultos mayores. Además, cada persona puede adaptar las técnicas a sus capacidades físicas, lo que será guiado y supervisado por el instructor.

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz