Cómo tener una vida larga y sana

Cómo tener una vida larga y sana 1


La salud es nuestro bien más preciado, pero no la regalan. Mantener una vida saludable requiere un compromiso por nuestra parte y la puesta en práctica de unos consejos básicos que nos ayudarán a manteneros sanos y a mejorar nuestra calidad de vida.

¿Por dónde empezar?, ¿qué debemos hacer para corregir comportamientos y ganar en bienestar? Los planteamientos no son complicados, pero requieren una dosis de constancia. Lo fundamental es no marcarse metas imposibles; es preferible empezar poco a poco que lanzarse a la brava para luego acabar abandonando.

  1. Ejercicio físico

Cualquier propósito de salud pasa necesariamente por mantener activo nuestro cuerpo. El sedentarismo es uno de los peores enemigos del bienestar y ha de empezar a combatirse desde edades bien tempranas. En la actualidad no hay escusas para eludir el ejercicio; la falta de tiempo y la incomodidad de los desplazamientos al gimnasio tienen fácil solución. Las nuevas apps para hacer ejercicio en casa se están convirtiendo en una herramienta sencilla, barata y, sobre todo, muy útil.

Estas nuevas aplicaciones facilitan programas de entrenamiento completo para todo tipo de usuarios, desde personas no habituadas al ejercicio hasta  deportistas que trabajan su físico a fondo. Además, las  apps Iphone de deportes ofrecen clases dirigidas por monitores profesionales, que acompañan al usuario en todo momento.

  1. Alimentación sana

Otro pilar fundamental de la vida saludable lo constituye la alimentación. Una dieta equilibrada, baja en grasas saturadas y rica en frutas y verduras, es un complemento perfecto del ejercicio. No hace falta buscar programas dietéticos complejos; nuestra conocida Dieta Mediterránea aporta los nutrientes necesarios para mantener el organismo en perfectas condiciones y con todos los aportes de minerales y vitamínas imprescindibles.

La alimentación ha de ir acompañada de un buen hábito a la  hora de comer. Respetar los horarios, no saltarse ninguna comida, masticar convenientemente y rodearse de un entorno tranquilo son elementos que influyen positivamente en el bienestar nutricional.

  1. Dormir bien

De poco sirve llevar una dieta equilibrada y practicar ejercicio regularmente si no descansamos las horas suficientes. El sueño es fundamental para el reequilibrio celular y para el buen funcionamiento de las neuronas; pero ha de ser un sueño reparador, que ayude a afrontar el día a día en plenitud de condiciones físicas y mentales.

Dormir menos de 6 horas no garantiza una reparación adecuada del desgaste que sufre el organismo con las actividades diarias; lo ideal son 7 y 8 horas de un sueño de calidad.

  1. Huir del estrés

El estrés está detrás de numerosas enfermedades, por eso es importante buscar momentos de relax y desarrollar actividades que contribuyan a aportar felicidad. El ejercicio físico es una herramienta muy eficaz para combatir el estrés, como también lo es el contacto con la naturaleza o la participación en actividades sociales. Cada persona ha de buscar su fórmula para afrontar la vida diaria sin sufrir sus consecuencias sobre la salud.

  1. Revisiones periódicas

Aunque disfrutemos de un estado de salud satisfactorio, conviene no perder de vista las visitas al médico y realizar controles periódicos que ayuden a detectar y prevenir posibles enfermedades.

Compartir en Google Plus

Acerca de Carlos

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz