Cómo preparar Seitán en casa

seitan100

En un post anterior hablábamos del Seitán,  sobre qué es y de dónde surge, como dijimos, este alimento centenario que se elabora a base del glutén del trigo es muy nutritivo y saludable, y puede reemplazar a la carne en una gran cantidad de platillos, sin sumar grasas ni colesterol a nuestra dieta.

Veamos hoy cómo preparar seitán en casa, en sólo unos pasos podrás tener un kilo de este consumir cuando gustes.

¿Qué necesitas?

-1 kg. de harina de trigo (no necesariamente debe ser integral, ya que no se utiliza el salvado o fibra)

-1 litro de agua

-250 ml. (un vaso) de salsa de soja

-1 cabeza de ajo

-1 cucharadas de jengibre rallado

-un trozo de alga Kombu (de unos diez  x diez cm.) (Si quieres puedes prescindir del alga, pero lo cierto es que no sólo ayuda en la digestibilidad del seitán sino que también le otorga más minerales)

Preparación

-En principio, coloca la harina sobre una superficie limpia y comienza a amasarla con agua (como si estuvieses haciendo pan). Para medir bien el agua que debes agregarle sólo guíate según por la masa, que sea la cantidad que te permita crear una masa compacta pero no excesivamente pegajosa, sino que pueda ser maleable.

-Una vez la masa esté homogénea, déjala en un recipiente cubierta de agua por unos 45 minutos.

-Transcurrido este tiempo, comienza a lavar la masa dentro del agua, este paso es para que se desprenda el almidón. Por tal motivo, notarás que el agua comienza a “blanquearse”. Una vez veas ya está muy blanca, debes cambiar el agua por otra limpia, y así sucesivamente.

Además, irás notando que aparecen partes más oscuras, que no es más que la señal de que comienza a quedar el gluten solo (la proteína del trigo). Deberás continuar lavando la masa hasta que el agua quede transparente, es decir, hasta que ya se haya desechado el almidón por completo.

-Verás que la bola resultante es más pequeña que la primera, más oscura y porosa. Puedes dividirla en cuantas partes quieras.

-Bien, una vez ya tengas los “bollos” de seitán, deberás colocar el litro de agua con el vaso de salsa de soja, los ajos, el jengibre y el alga Kombu a fuego fuerte en una olla amplia. Una vez rompa el hervor, coloca dentro el Seitán y deja que hierva a fuego lento durante unos 45 minutos. -Es posible dejarlo durante menos tiempo, dependerá de cuan blando te guste-.

-Con el hervor, las “bolas” aumentarán de tamaño, y se tornarán más oscuras, compactas y brillantes. Una vez transcurrido el tiempo de hervor, apaga el fuego,y déjalo tapado hasta que se enfríe. Luego, podrás cortarlo en rodajas o como prefieras.

El seitán puede conservarse con algo de salsa para que no se reseque, y, sin problemas, dura en el refrigerador por unos tres a cuatro días, sino se puede colocar en el congelador para que dure meses. Sólo ten presente a la hora de congelarlo de guardarlo en bolsitas individuales, según la cantidad de porciones que queramos, para que cuando se vaya a consumir sólo se retire la porción que se vaya a comer en esa ocasión.

Vía Eldelantalverde

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz