¿Cómo hacer ejercicio si tienes dolor crónico?

Male Body Backbone Scan

Hacer ejercicio es tan importante e imprescindible, aunque sufras de dolores crónicos que se producen por diferentes causas. En un principio, sentirás que el dolor empeora mientras haces ejercicio, pero eso es una buena señal porque demuestra que estás trabajando los músculos, además, con el tiempo disminuye.

Si practicas ejercicio, aumentas la fortaleza y flexibilidad del cuerpo, que puede relajarse más fácilmente y el dolor ya no se siente como antes.

Ejercicio para aliviar el dolor

El ejercicio ayuda a tratar diferentes problemas de salud. La actividad física puede mejorar desde tu estado de ánimo hasta tu salud en general. Incluso, aumenta tu energía y tus ganas.

¿Cómo hacer ejercicio?

1- Antes de iniciar un programa de ejercicios, consulta con tu médico de cabecera.

2- Si, a causa de tu enfermedad, no realizas ejercicio o si tienes impedimentos corporales, puedes consultar con un fisioterapeuta para que te enseñe las mejores formas que tienes para ejercitarte.

3- Comienza de a poco y aumenta gradualmente el tiempo y la intensidad. No te quedes mucho tiempo sin hacer ejercicio, debes practicarlo varias veces por semana.

¿Qué ejercicios hacer?

1- Todos los días: ejercicios de estiramiento y de amplitud de movimientos para trabajar los músculos y articulaciones con dolor.

2- Ejercicios de bajo impacto: caminar, montar en bicicleta, hacer natación y gimnasia acuática.

3- Evita actividades de alto impacto: saltar, correr o hacer movimientos bruscos, arranques, paradas o cambios de dirección.

4- Entrenamiento de fuerza con pesas ligeras.

¿Cómo lograr los objetivos?

1 Establece una meta: por ejemplo, al menos 30 minutos de ejercicio 3 a 5 veces por semana.

2- Elije actividades que te agraden e invita a alguien más.

3- Trata de ser activo siempre: sube las escaleras en vez de tomar el ascensor, camina en vez de ir en coche o estaciona a una distancia considerable para caminar un poco.

4- La ropa y los zapatos de gimnasia deben estar a mano. Cualquier momento puede ser bueno para hacer ejercicio.

5- Plantea metas a las que puedas llegar y reconoce tus logros.

¿Cómo saber cuál es mi límite?

1- Realiza siempre ejercicios de calentamiento y aumenta la intensidad hasta alcanzar un ritmo enérgico. Disminuye de a poco para enfriar el cuerpo.

2- Es normal sentir un poco de dolor, si empeora luego del ejercicio, deja de hacerlo y llama a tu médico.

3- Si es necesario y si tu médico lo indica, aplica calor o hielo en las zonas que correspondan.

Vía: veteranshealthlibrary

Compartir en Google Plus

Acerca de Daniela Deicas

Comunicadora social, periodista, trabajadora en varios rubros, redactora por naturaleza... Siempre buscando más, de eso se trata.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz