Cómo evitar las estrías en el embarazo

Cómo evitar las estrías en el embarazo 1

La dulce espera es un momento muy especial en la vida de una mujer, pero también puede dejar sus secuelas sobre el cuerpo que quizás muchas quisieran poder evitar: los kilos de más, várices y, también, estrías en la piel. En este post de Vitadelia veremos algunos consejos para prevenir estas marcas en la piel que se producen por la distensión de la misma y por la falta de elasticidad para adaptarse a las nuevas medidas.

¿Por qué se producen las estrías?

En principio, la genética cumple un papel muy importante, pero también lo que cada mujer haga antes, mientras y después de la gestación.  Para hidratar y nutrir la piel, los alimentos que escojamos son muy importantes. Un primer consejo es optar por alimentos ricos en silicio, un mineral que favorece la producción de colágeno: remolachas, patatas, cereales integrales y vegetales de hoja verde no pueden faltar.

Así también, busca incorporar alimentos ricos en ácidos grasos esenciales, como aceites vegetales de primera prensada, aguacates, semillas y frutos secos. Otros alimentos que no pueden faltar con los ricos en vitamina C, ya que mejoran la elasticidad y firmeza de la piel: naranjas, kiwis, fresas, pimientos, etc.

Hidratación

La hidratación interna y externa tampoco pueden faltar: beber abundante agua a diario y utilizar cremas específicas son dos puntos esenciales para evitar las estrías. Lo más recomendados es que el uso de cremas sea un hábito, tanto antes, durante como después del embarazo.

Una buena forma casera de hidratar la piel es mediante el uso de un aceite vegetal, que se deberá utilizar justo al salir de la ducha, antes de secarse, con un masaje ligero por todo el cuerpo. Se aconseja el uso de aceite de coco para pieles poco secas o mixtas, de almendra, para pieles secas, o bien de rosa mosqueta o argán, para pieles muy secas.

Mejora la circulación

Otro punto clave es mejorar la irrigación sanguínea, lo que favorece una piel sana y saludable. Por lo general, durante el embarazo, y con el aumento de peso, la circulación suele empeorar. Para contrarrestar esto, una buena medida (accesible para todas) es el agua fría: al momento de ducharte, comienza con agua más tibia y finaliza con unos chorros de agua fría.

Aunque al principio puede ser muy poco tentador, luego te acostumbrarás y notarás la sensación agradable que deja luego.

Esta medida tan sencilla ayuda a prevenir las estrías, las várices, celulitis y otras cuestiones relacionadas con la circulación.

Este remedio ayuda a prevenir las estrías, la celulitis, las varices y muchas otras cuestiones que están relacionadas con la circulación.

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz