¿Cómo detectar el cáncer de colon?

Análisis para cáncer de colon

Desde hace un tiempo es común que los mayores de 50 años encuentren en el buzón una carta que, amablemente, les invita a hacerse pruebas para detectar el cáncer de colon. Esta iniciativa es muy positiva porque ayuda a detectar de forma precoz el cáncer colorrectal, una dolencia que tiene síntomas casi imperceptibles hasta que no está en un estado muy avanzado.

Fuera miedos

Muchas veces, sobre todo entre los hombres, es difícil confesar que algo en el sistema digestivo no funciona. La vergüenza de hablar de algo tan íntimo como la calidad de las deposiciones o admitir que se sienten molestias en esa parte tan tabú de la anatomía hace que, en ocasiones, sea difícil hacer un diagnóstico rápido. Por eso es importante no tener ningún tipo de temor y compartir con el médico de cabecera esas molestias y síntomas. Recuerda que una detección precoz hace que sea más fácil de tratar y tener más probabilidades de curarse.

Síntomas del cáncer de colon

En la mayoría de veces el cáncer de intestino grueso no produce molestias o signos evidentes de que se padece esta enfermedad hasta que está muy avanzada. Esto es debido a que la mayoría de casos se desarrolla por culpa de los pólipos, los cuales son unos bultos benignos que se alojan en el interior del intestino grueso o colon. Tener esa carnosidad no es señal de tener cáncer pero si es una indicación de que hay que tener cuidado

Tipología de las pruebas

A diferencia de lo que algunas personas creen, la colonoscopia no es el primer paso para poder detectar esta dolencia. De hecho, esa prueba es de las últimas en llevarse a cabo. El programa de detección precoz del cáncer de colon es un trabajo conjunto entre hospitales y farmacias.

¿Cómo funciona? Las personas dentro de la franja de edad de 50 a 70 años van a una de las farmacias que están suscritas a este programa, piden el kit para hacer la prueba en casa y dejan sus datos. Tras llevar su muestra a la farmacia, ésta la lleva al hospital y allí las analizan. En este examen se busca si en las heces hay presencia de partículas de sangre, señal de la existencia de partículas cancerígenas.

¿Cómo hacer la prueba inicial?

Es tan sencillo como recoger una pequeña muestra de las heces. Como es evidente, el farmacéutico hará un pequeño cuestionario para saber si se trata de un paciente con riesgo de padecer cáncer colorrectal. De lo contrario llegará la pregunta más necesaria: ¿padece de hemorroides? Recordad que las hemorroides son heridas que pueden provocar pequeñas hemorragias. Si la prueba se hace con alguna hemorroide activa, como es evidente, saldrá positivo. Para hacer este chequeo sin miedo de dar un falso positivo por culpa de esas heridas que pueden resultar muy molestas hay que esperar. Como mínimo se recomienda esperar a que las hemorroides dejen de sangrar durante tres días, llevando a que el cuarto día sea el momento idóneo para hacerse la prueba.

Detectar el cáncer de colon

Para hacerla solo se necesita abrir el kit que amablemente dan en la farmacia, el cual por lo general es un pequeño tubo alargado con un poco de agua y un pincel en la tapa. Primero hay que sentarse de cara al depósito de agua con un poco de papel cerca del ano para recoger la muestra de heces y entonces pasarle el pincel por encima hasta que quede un poco sucio de la materia fecal. Una vez se obtiene la muestra, se tapa el tubo y se mueve dejando que el agua que hay en su interior se enturbie un poco debido al contenido que hay en el pincel. Tras eso hay que marcar el día en que se hace la prueba y guardar la muestra en la nevera hasta que sea llevada al farmacéutico.

¿Y tras la prueba?

A las semanas se recibirá una carta conforme que la muestra de heces no presenta sangre y, por tanto, no existe indicios de presentar cáncer. Si en las heces aparecen restos o partículas de sangre se omitirá el enviar esa carta por escrito y el hospital llamará, con urgencia, dando hora para hacer una colonoscopia de carácter urgente. Esta prueba puede sonar muy fatalista e incluso parece molesta. Lejos de la verdad, para hacerse una colonoscopia es importante ir tranquilo, sin miedos y sobre todo sin vergüenza.

Recordemos que esta sonda introducida por vía anal puede ser la salvación a la hora de detectar el cáncer precoz. El aparato que se usa es un cilindro flexible con una cámara en la punta, la cual muestra en tiempo real el recorrido por el intestino grueso buscando pólipos o indicios de un tumor. Esta muestra siempre se hace tras sedar al paciente, consiguiendo así que el rato que dura la prueba no sea una mala pasada para el paciente y que ayude a detectar el cáncer de colon de manera rápida y eficaz.

Foto: Daniel Lobo

Compartir en Google Plus

Acerca de Flor Milano

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz