¿Cómo cuidarse durante el invierno?

¿Cómo cuidarse durante el invierno? 1


La bajada de temperaturas, los cambios en nuestra rutina por el menor número de horas de sol y las mojaduras pueden ser una puerta de entrada a resfriados, virus y enfermedades que pueden debilitar nuestro cuerpo. Estar un mayor número de horas en el interior también afectará a nuestro estado de ánimo, disminuyendo las defensas y propiciando un estado de decaimiento.

Pare contrarrestar los retos que nos trae el invierno basta con seguir una serie de rutinas y echar mano de algún producto que podemos encontrar en folletos de Farmacias del Ahorro.

Mantén la actividad física

Continuar activos nos ayudará a combatir el frío y a mantener los niveles de serotonina altos. Esta hormona está directamente relacionada con el ánimo, el deseo sexual y las ganas de movernos. El ejercicio físico estimula la producción de esta y otras hormonas del placer y euforizantes.

Abrígate de manera apropiada

Es obvio que no es saludable para nuestro cuerpo pasar frío. No obstante, pasar demasiado calor también puede ser nocivo para nuestro cuerpo. El sudor puede evaporarse cuando estamos más quietos, provocar que nos enfriemos y hacer que el virus de la gripe se reproduzca en nuestro cuerpo.

En el otoño y el invierno siempre es muy adecuado abrigarnos por capas. De esta manera podremos controlar mejor los cambios de temperatura y mitigar el frío o el calor al pasar de ambientes muy fríos a otros demasiado cálidos.

Cuida más la alimentación

La comida es la mejor medicina durante todo el año. No obstante, en invierno debemos asegurar una baja ingesta de calorías y, sobre todo, tomar suficientes vitaminas A, C y D. Consumiendo cítricos, lácteos y verduras de hoja nos aseguraremos de proporcionarle a nuestro cuerpo las vitaminas que evitan la resequedad del cutis y las grietas en los labios como la A, o las que ayudan a aumentar las defensas y prevenir resfriados como la vitamina C.

Préstale más atención a tu estado de ánimo

El tiempo invernal hace que aumente la tristeza o el estrés en muchas personas. Intenta analizar cómo te sientes cada día e intenta adoptar una actitud positiva. Puedes echar mano de remedios nórdicos como el hygge, donde el invierno es más duro que en nuestras latitudes.

La filosofía que sitúa a Dinamarca entre los países más felices del mundo se basa en disfrutar de los placeres simples en buena compañía. Enciende unas cuantas velas, prepárate un té, un café o un buen chocolate caliente y disfruta de lo buena que es la vida en el calor del hogar.

Duerme lo suficiente

Al haber más horas de oscuridad nuestro cuerpo también nos reclamará dormir más. Si queremos evitar el decaimiento procura estar más descansado y controlar mejor la hora de acostarse y de levantarse, intentando que los ciclos de sueño estén bien controlados.

No te olvides de la vitamina D

Intenta tomar el sol al menos veinte minutos al día. No es necesario que te pongas en bañador o en bikini, con tal de recibir los rayos del sol en nuestra piel, nuestro cuerpo será capaz de fabricar suficiente vitamina D para mantener alto nuestro ánimo y nuestra energía.

Compartir en Google Plus

Acerca de Carlos

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz