¿Cómo convivir con divertículos?

Dolor por divertículos

A diferencia de lo que puede sugerir este curioso nombre, sufrir de divertículos es algo serio e incluso puede ser muy peligroso para el paciente, ya que pueden presentarse hemorragias y dolores abdominales muy fuertes. ¿Qué son exactamente los divertículos? Muy sencillo, son unas pequeñas protuberancias o bolsitas que se van formando en el intestino grueso y colon. Estos pequeños bultos hacen que sea más difícil tener un tránsito intestinal normal, provocando que existan episodios largos de estreñimiento y a la vez que pueda provocar fístulas anales, úlceras en el intestino e incluso sangrado abundante a causa del esfuerzo que hace el paciente para poder defecar. Esta enfermedad no distingue de sexos, pero sí está comprobado que es una molestia que suele aparecer en personas mayores de 60 años, aunque los hombres pueden padecerla en edades más tempranas que las mujeres.

Síntomas y diagnósticos de los divertículos

Por lo general los pacientes que sufren esta enfermedad no tienen síntomas claros de ello. Algunos presentan dolor abdominal, otros malestar o náuseas. En los casos más extremos se puede presentar sangrado rectal al ir de vientre o incluso padecer de estreñimiento severo. Como veis, hacer un diagnóstico rápido de divertículos puede ser complicado, porque siempre se confunde con otras dolencias como fístulas o estreñimiento. Esto lleva a que en ocasiones esta dolencia no se descubra hasta que aparecen úlceras sangrantes en el colon o recto, pudiendo poner en peligro la vida del aquejado de divertículos.

Para poder hacer un diagnóstico acertado de esta enfermedad en el colon no es necesario hacer una colonoscopia o radiografías como muchas personas pueden creer. Es más, estas pruebas no sirven de absolutamente nada y no lanzan datos muy esclarecedores de que existe presencia de divertículos. La única prueba fiable al 100% son las tomografías, las cuales constan de inyectar un líquido especial al paciente. Este hará contraste en su interior y con la ayuda de un TAC se podrá observar si existen anomalías en el colon y recto, confirmando así si hay indicios de padecer divertículos.

Tipología de la enfermedad

A diferencia de la gran mayoría de dolencias que suelen ser puntuales y si no se tratan puede convertirse en algo crónico, la aparición de divertículos es algo que acompañará al aquejado el resto de su vida. No se sabe a ciencia cierta porqué pueden aparecer estas pequeñas bolsas en el colon. Algunos expertos lo asocian a una mala alimentación sin presencia de fibra, otros lo atribuyen al estreñimiento. Pero lo cierto es que cuando aparece un episodio de divertículos hay que cambiar por completo las pautas alimentarias y adaptarse a las necesidades del cuerpo.

Dieta para los divertículos

Eso sí, sin olvidar que cuando los divertículos se inflaman hay que dejar de ingerir inmediatamente cualquier tipo de alimento y esperar a que se desinflamen de forma natural. El motivo es que si comemos hacemos la digestión y eso lleva a que el cuerpo transforme los nutrientes que le sobran en materia fecal, la misma que recorre nuestro intestino grueso y necesita pasar necesariamente por el recto. Si el colon presenta una gran inflamación lo único que se conseguirá al ingerir alimentos es producir daños internos. El motivo de ello es que las heces empujarán estas bolsas hasta el punto de que puedan producirse fístulas, úlceras o hemorragias sangrientas que pueden convertirse en una visita de urgencia al doctor para que ayude a detener la hemorragia y evitar daños mayores.

Dietas para quienes sufren de divertículos

El primer paso que dan los médicos cuando descubren que el paciente sufre de divertículos es darle unas nuevas pautas de alimentación. En ese momento que hay que decirle adiós al alcohol, café (o al menos reducir su consumo), verduras astringentes y alimentos que contengan semillas. A cambio hay que introducir alimentos llenos de fibra que ayuden a hidratar el aparato digestivo a la vez que facilitan el tránsito intestinal y se puedan expulsar las heces de forma fácil, evitando así el estreñimiento y las posibles inflamaciones de divertículos.

Alimentos aptos para una dieta alta en fibra

Una dieta rica en fibra no es difícil de seguir, puesto que en las frutas y verduras encontramos las cantidades necesarias de fibra para ayudar a nuestro tránsito intestinal. Eso hace que los enfermos de divertículos tengan que reducir drásticamente el consumo de carne roja o de alimentos con mucha grasa e introducir comidas como el brócoli o zanahorias. Un alimento rico en fibra es el arroz, y más si es integral. El consumo de arroz dos veces a la semana ayuda a que la flora intestinal se estabilice y resulte más fácil para los intestinos cumplir con su objetivo. Lo mismo ocurre con frutas como la manzana o pera, dado que son las que más fibra tienen. A diferencia de lo que muchas personas creen, estas frutas no hay que pelarlas, porque todos los nutrientes están en su piel.

Foto: Carnie Lewis

Compartir en Google Plus

Acerca de Flor Milano

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz