Cómo continuar ejercitando en vacaciones

Cómo continuar ejercitando en vacaciones 1


El verano es la estación que esperamos durante todo el año: alejarse de la rutina, disfrutar de los días libres en compañía de familia o amigos, relajarse al sol sólo son algunas de las actividades que se pueden hacer en esta fantástica estación. Muchas son las razones para divertirnos y distendernos; sin embargo esto no debería ser excusa para abandonar nuestra rutina de ejercicios. Es importante que prestes atención a tu entrenamiento porque a la vuelta te será mucho más difícil retomarlo.

Sigue estas recomendaciones para no descuidar tu rutina de ejercicios, aún en época de vacaciones:

1- Escoge un alojamiento adecuado

Lo principal al momento de ejercitar en vacaciones, es elegir un lugar que tenga la infraestructura adecuada para incentivar tus prácticas diarias. Si por ejemplo, buscas en Google ‘hoteles en Puerto Vallarta’ o cual sea tu destino, podrás encontrar miles de opciones que se ajusten a tus necesidades. Fíjate si cuentan con gimnasio, cancha de tenis, o campo de golf para que puedas divertirte sin detener tu cuerpo.

2- Haz un buen uso del tiempo

No dejes de lado tu práctica y al menos una vez todos los días trata de caminar, nadar, correr o hacer algún deporte. Si sólo dispones de una hora al día, aprovéchala y no dejes que tu cuerpo pierda la costumbre del ejercicio.

3- Trata de hacerlo en compañía

Si viajas en compañía de tu familia, en pareja, o con un grupo de amigos; es una excelente idea compartir con ellos este tipo de actividades. Para incentivarlos a que te acompañen puedes sugerir planes que sean atractivos para todos: practicar natación, volleyball en la playa, una caminata al atardecer; las opciones son infinitas.

4- Prepara bien tu maleta

Al preparar tu equipaje, no dejes de llevar contigo los elementos necesarios para tus actividades deportivas. Guarda tu calzado cómodo favorito, la ropa que creas conveniente y tus auriculares para que ejercitar no sea algo aburrido o tedioso. Al llegar al hotel, saca la ropa de la maleta; tenerla a la vista te motivará para usarla.

5- Incorpora un plan diario

Aunque en tu descanso no quieras oír la palabra rutina, es bueno que establezcas un horario para poder entrenar todos los días. Se entiende que quizás priorices paseos, excursiones o visitas, pero puedes armar un esquema a tu gusto: después del desayuno, antes de la cena, cualquier momento del día puede ser el indicado.

6- No dejes de sentirte motivado

Para plantearse objetivos no es necesario ser demasiado ambicioso: perder dos o tres kilos, entrenar cuatro horas por semana. Cualquier meta, por más pequeña que sea, sirve para que sigas motivado y no te olvides de tu rutina durante esta época del año.

Y tú, ¿tienes otras ideas para mantenerte en forma durante las vacaciones?

Compartir en Google Plus

Acerca de Carlos

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz