¿Cómo calcular la frecuencia cardíaca?

Para la persona que practica actividad física o hace un deporte, el saber cómo medir su frecuencia cardíaca será esencial: todo plan de entrenamiento busca acelerar sus valores para aumentar la resistencia y fortalecer así el corazón.

La frecuencia cardíaca, que no es más que el número de contracciones por minuto que tiene el corazón, se mide en dos momentos: en reposo y en el momento de mayor actividad.  El valor  normal en un adulto es de entre 60 y 100 pulsaciones por minuto.

La frecuencia cardíaca en reposo (FCR) es la que tenemos en el momento de menos actividad, mientras que la máxima (FCM) es la que tenemos al momento de mayor actividad, la más alta, y se mide de forma más exacta e ideal al llevar a la persona a sus máximas capacidades a través de una prueba de ejercicio.

Pero, en realidad, y aunque lo más acertado sería medir la frecuencia cardiaca máxima de cada persona a través de esta prueba, realizada por un experto en medicina del deporte, se puede calcular de forma casera a través de una sencilla fórmula:

*Para calcular la FCM habrá que restar a 220 la edad en años (es decir FCM= 220 – edad (en años). Por ejemplo, la frecuencia cardíaca máxima de una persona de 35 años sería 220-35= 185.

Esta sería entonces la frecuencia máxima a la que podría llegar una persona realizando actividad física, sin ponerse en riesgo, siempre que goce de buena salud. De todos modos, los expertos recomiendan usar esta fórmula de una forma aproximada, ya que puede haber variaciones individuales significativas.

Para conocer la FCR -frecuencia cardíaca en reposo- se deberá tomar el pulso por la mañana al despertar durante 7 días y sacar el promedio. Por lo general, las personas con buena condición física o los deportistas tienen frecuencias cardiacas en reposo más bajas que quienes no están habituados al ejercicio físico.

Pues entonces recordemos que si bien la frecuencia cardiaca alcanzada durante el ejercicio se puede medir con un monitor de frecuencia cardiaca, también será posible hacerlo de forma manual, midiendo las pulsaciones con el dedo índice sobre la arteria carótida en el cuello.

Se puede medir el número de pulsaciones durante 15 segundos y se multiplica el resultado por 4 para conocer el número de pulsaciones por minuto.

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz