Cómo ayudar a tu sistema inmunológico

Cómo ayudar a tu sistema inmunológico 1


En la vida diaria, tenemos muchos factores que pueden debilitar el sistema inmunológico, tales como estados emocionales negativos, como la ansiedad y el estrés, así como un sueño insuficiente o de baja calidad.

Para empezar a defendernos y mejorar nuestro sistema inmune, lo primero que debemos saber es qué células del organismo son las que nos protegen. Éstas son los leucocitos, que se dividen en linfocitos polimorfonucleares y mononucleares. Cuando estas células se encuentran debilitadas, nuestro cuerpo es vulnerable a contraer todo tipo de infecciones u otras enfermedades, tales como alergias, psoriasis, artritis, entre otras.

Para ayudar al sistema inmunológico, hay que seguir una serie de pautas:

  1. Dormir las horas que el cuerpo necesita:
  2. Una señal de que no estás durmiendo las horas que debes, es que te sientes con las energías bajas cuando el resto de personas están a pleno rendimiento sin problemas. Puede que estés durmiendo menos horas de las que debes, bebiendo bebidas excitantes que afectan a tu sueño, o llevado una rutina por la noche que afecta a la calidad de tu sueño, como cenar demasiado tarde.

    Todas estas cosas hacen que tu sistema inmunológico se vea saboteado y no rinda correctamente.  Está demostrado que tomar cafeína en exceso (4 tazas de café o mas) afecta al sistema inmune, reduciendo las funciones de algunos agentes inmunológicos, como las células T y los linfocitos.

  1. Alimentación adecuada:
  2. Nuestro cuerpo necesita alimentarse para generar calorías y crear anticuerpos que combatan los gérmenes.  Preferiblemente alimentos que contengan vitamina D, B6, A y ricos en hierro y zinc. Todos estos nutrientes te ayudarán a protegerte contra las infecciones bacterianas, los virus y los parásitos. Entre los alimentos estrella, se encuentran las nueces. Si necesitas un extra de energía y nutrientes, puedes optar por productos Drasanvi, expertos en el cuidado natural del cuerpo.

  1. Reducir el estrés:
  2. Está comprobado que los estados de nerviosismo crónicos inhiben el sistema inmunitario y reducen la capacidad del cuerpo de defenderse.  Por eso, una solución viable puede ser el yoga y otras técnicas de relajación como la meditación, la visualización…y otras. Lo mejor es que consultes con tu médico para que evalúe tu estado y te recomiende una terapia personalizada.

Compartir en Google Plus

Acerca de Paula Palacios

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz