Cómo ahorrar de forma saludable

Cómo ahorrar de forma saludable 1


Ahorrar suele ser algo bastante difícil porque implica cambiar algunos hábitos y costumbres que además suelen ser de los que más disfrutamos. Por eso, ya que vamos a hacer el esfuerzo, podemos matar dos pájaros de un tiro y tratar de cambiar cosas que también afectarán positivamente a nuestra salud. A continuación, Matchbanker nos da algunas ideas.

1.      Adiós  a la comida preparada, los dulces y los snacks

La comida preparada, los dulces y los snacks son caros y poco saludables, estos últimos porque suelen tener excesiva sal, grasas saturadas y materias primas de dudosa calidad. Por eso, no tienen rival en el primer puesto de nuestra lista. Si tienes que picar algo, prueba con frutos secos, pero sin procesar, o las llamadas frutas del bosque. Realmente no son baratos, pero al menos serán mejores para tu salud.

2.      Caminar para ir al trabajo

Está claro que dependiendo de las distancias y condiciones particulares no es siempre posible, pero muchas ciudades españolas permiten desplazarse casi a cualquier sitio a cambio de dar un buen paseo. Será bueno para mantenernos en forma y ahorraremos en gasolina y mantenimiento de coche. Si las distancias son más largas, la bici puede ser una opción.

3.      Agua, zumo e infusión

En nuestro país, beber algo es parte de la socialización. Si bien beber una cerveza o un vino diario puede tener efectos positivos, según aumentamos la dosis es probable que dichos efectos se reduzcan y, desde luego, los copazos a altas horas de la noche no suelen tener las condiciones para ser saludables. Beber infusiones, zumos naturales e incluso agua es sano y barato. Al principio tus amigos pueden sorprenderse, pero muy pronto lo normalizarán.

4.      Invierte en calidad

En ocasiones, gastarse más dinero puede conllevar un ahorro a largo plazo. Esto sirve tanto para la comida como para algunos productos como, por ejemplo, los deportivos. En general no necesitaremos el último modelo de zapatillas deportivas, pero sí unas de suficiente calidad como para prevenir o reducir el riesgo de lesiones. Piensa que en una sola lesión, gastarás más dinero en fisioterapeutas que el extra que hayas podido pagar por un producto de calidad aceptable.

5.      Deja de fumar

Un gasto innecesario y terriblemente nocivo para salud que si no está más arriba en nuestra lista es porque cada vez lo hace menos gente. Si todavía no te has decidido, ahora es el mejor momento para dejar de fumar.

6.      Combate el estrés

El estrés hace que seas más propenso a lesiones y enfermedades, pero además, también hace que rindas menos en el trabajo. Por tanto, reducir el estrés es una forma de mantener o mejorar tus ingresos… si suponemos que tu empresa reconoce el trabajo bien hecho y sobre todo de evitar gastos extra relacionados con la salud. Lo mismo ocurre con dormir bien. Si duermes pocas horas, plantéate acostarte una hora antes. Incluso si no te quedas dormido, puedes aprovechar para leer y relajarte, tarde o temprano acabarás cayendo en los brazos de Morfeo y al día siguiente estarás más descansado.

Compartir en Google Plus

Acerca de Carlos

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz