Comida con gluten, efectos negativos que deberías conocer

Comida con gluten

Seguro que en más de una ocasión has escuchado hablar de los efectos negativos del gluten. Desde luego no le falta razón, puesto que esta sustancia es perjudicial para nuestro organismo y en la mayoría de los casos está científicamente comprobado. Al oír la palabra gluten lo lógico es que se te venga a la cabeza el trigo o la cebada. Sí, estos productos contienen gluten pero no son los únicos, de hecho, todos los cereales presentan esta sustancia en mayor o menor medida. Por ello, y aunque hace unos días hablamos de los efectos positivos de la comida con gluten (también los tiene) te recomendamos que no tomes alimentos que lo contengan. Si quieres saber por qué, lee a continuación todos los efectos que produce en nuestro cuerpo.

Comida con gluten y sus mutaciones perjudiciales

Si siempre has creído que el gluten era una sustancia natural estabas muy equivocado. De hecho, el gluten es producto de la combinación de espelta (una especie de cereal) y hierba salvaje. Desde que el gluten comenzó a elaborarse ha sido modificado, pero ahora en la actualidad las transformaciones son aún más acusadas. Todas estas mutaciones que ha ido sufriendo a lo largo de los años han hecho que esta sustancia no sea bien tolerada por nuestro estómago, tanto es así que cada vez con más frecuencia aparecen personas celíacas. Esta enfermedad se desarrolla precisamente por no digerir bien el gluten.

Aunque el trigo y la cebada son los mayores representantes de esta sustancia, el maíz, el centeno o la avena también la contienen e igualmente han sido modificados, eliminando por completo las propiedades naturales. El único alimento que no ha sufrido mutaciones hasta el momento es el arroz.

Es un pegamento industrial

Seguramente te quedes sorprendido cuando sepas que el gluten se utiliza como pegamento en algunos utensilios y herramientas industriales. Esta sustancia contiene ciertas propiedades que ayudan a la adhesión de unos elementos con otros. Ni te imaginas en la cantidad de cosas cotidianas que te puedes encontrar gluten como el papel o los sellos. ¿Te tomarías algo que sirve para pegar? Muy beneficioso no tiene que ser.

Causa problemas estomacales

De sobra es sabido que el gluten es perjudicial para nuestro sistema digestivo. Esta sustancia es la culpable de la enfermedad celíaca, puesto que es muy difícil de digerir para muchas personas y para otras causa bastantes molestias. Pero ¿sabes por qué? Porque el gluten se asienta en el intestino y crea una especie de capa cuya textura puede confundirse con la mucosidad y hace que los órganos no funcionen adecuadamente. Además, esta capa está plagada de bacterias, por lo que no deja pasar bien los alimentos.

El hígado, el páncreas, los riñones, los pulmones… son las principales partes afectadas por los efectos negativos de esta sustancia. Por este motivo cuando necesitamos limpiar nuestro organismo no podemos hacerlo, ya que estos órganos están sobrecargados. Así aparecen enfermedades estomacales, respiratorias o diversas infecciones. Entre todas las afecciones que podemos adquirir por culpa del gluten destacan también los problemas neuronales. Decimos esto porque normalmente este hecho es desconocido, ya que los problemas que reporta el gluten suelen asociarse al aparato digestivo. Los trozos de esta sustancia que no han sido digeridos se quedan en la sangre lo que provoca que finalmente lleguen al cerebro. La presencia aquí del gluten hace que nuestro sistema nervioso sufra alteraciones graves, pudiendo afectar a la comunicación neuronal e incluso provocando trastornos en la conducta del individuo.

problemas con el gluten

La historia no miente

Que el gluten es perjudicial para el organismo no es algo que se haya descubierto ahora. Si nos remontamos a épocas pasadas ya podemos observar que esta sustancia no aportaba nada bueno. De hecho, nuestros antepasados no ingerían alimentos con gluten y este fue introducido en los productos hace relativamente poco. Según los expertos, se tiene constancia del gluten desde 11000 años atrás aproximadamente. Por tanto, teniendo en cuenta los millones de años que ha vivido ya la especie humana este periodo de tiempo es muy corto para que nuestro organismo pudiera evolucionar y así tolerar bien esta sustancia.

Los historiadores también han determinado que muchas de las grandes civilizaciones del pasado como por ejemplo la egipcia empezaron a debilitarse por el consumo exagerado de trigo y leche. De hecho, las personas de esa época presentaban dientes en mal estado, huesos debilitados y enfermedades crónicas.

Ni los acontecimientos históricos ni las evidencias científicas pueden negarse. Está claro que el gluten no es una sustancia que debamos tomar asiduamente, puesto que los efectos negativos que tiene en nuestro organismo son más que evidentes. Evitar comer alimentos que contengan gluten y en el caso de que los necesites escoge aquellos que presenten una cantidad menor de esta sustancia. Recuerda que la salud es lo primero y precisamente la comida con gluten no es muy recomendable si quieres llevar una dieta sana y equilibrada.

Compartir en Google Plus

Acerca de Flor Milano

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz