Combate los problemas de espalda con terapias manuales

Combate los problemas de espalda con terapias manuales 1
Los problemas de espalda afectan a millones de personas en el mundo, son problemas de salud que muchas veces están provocados por el ajetreo constante del día a día, el intenso estrés al que estamos sometidos y la falta de descanso, aunque también afectan factores como una dieta poco equilibrada y el sedentarismo.

Dos de las dolencias más comunes de la espalda son la lumbalgia y la cervicalgia. La lumbalgia es un dolor localizado en la zona baja de la espalda, los lumbares, que puede estar focalizado en un punto específico o bien afectar a una parte más amplia de la espalda. La cervicalgia por su parte se describe como un dolor intenso en la zona de las cervicales, que atraviesan de arriba abajo toda la espalda, en ocasiones se trata de un dolor localizado en el cuello pero otras veces el dolor se extiende a los brazos, la cabeza o el resto de la espalda.

La medicina tradicional atiende estos dolores mediante la aplicación de agentes analgésicos y antiinflamatorios, combinado con un tiempo mínimo de reposo, que no suele ser superior a las 48 horas, un tiempo de inmovilidad superior puede llegar a ser contraproducente. En la mayoría de los casos, los analgésicos y antiinflamatorios enmascaran el problema, ya que sólo eliminan o suavizan los síntomas, pero no tratan la causa.

Otro modo de tratar los dolores de espalda son las terapias manuales. Entre las terapias manuales más efectivas para paliar estos dolores podemos destacar los masajes si acudimos a un masajista profesional que cuente con los conocimientos necesarios pueden aliviarnos los dolores lumbares o cervicales. Sólo una sesión de masajes puede aliviar el dolor, pero si mantenemos una periodicidad en las visitas al masajista podemos conseguir que los dolores de espalda desaparezcan de manera definitiva.

Estas y otras terapias manuales realizadas por fisioterapeutas están destinadas a aliviar los dolores de espalda, lumbalgias y cervicalgias, pero no son remedios definitivos, y para que ofrezcan resultados positivos han de combinarse con ejercicios físicos específicos para la espalda.

Compartir en Google Plus

Acerca de Carlos

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz