Mi experiencia con el colchón masajeador Jocca

maxresdefault1


Por mis condiciones laborales paso poco tiempo en casa, vivo sometida a un estrés importante y en demasiadas ocasiones acabo trayéndome trabajo a casa, que es uno de los hábitos que no deben llevarse a cabo para mantener una conciliación real entre la vida laboral y familiar.

Esto me estaba impidiendo disfrutar de la rutina y el día a día se convertía en interminable, porque estos malos hábitos se traducían incluso en problemas de salud. Para intentar darle solución a este problema probé por utilizar un colchón masajeador tras una búsqueda en interney y la recomendación de unos amigos, y el resultado es altamente satisfactorio.

Qué es un colchón masajeador

Un colchón masajeador es un instrumento de salud que ejerce la misma función que los tradicionales sillones de masaje. Su uso diario ayuda a recuperar la vitalidad, regular el sistema hormonal, la ciuculación sanguínea  y el líquido linfática, además de eliminar toxinas y reducir la tensión muscular.

Dicen los expertos que utilizar un sillón de masaje o un colchón de masaje de manera diaria ayuda a retrasar los síntomas de fatiga, a recuperar el tono muscular y a eliminar el insomnio asociado al estrés de la rutina diaria.

En mi caso, aposté por un colchón de la marca Jocca, una empresa líder en la industria del electrodoméstico. Desde que utilizo el colchón, su uso unido a la asunción de posturas ergonómicas y saludables durante la jornada laboral me han permitido dejar de sufrir dolores musculares o al menos, que sean mucho más leves.

Colchón masajeador Jocca

500_531342_21

El colchón masajeador de Jocca es un producto similar en cuanto a forma a una manta eléctrica, es decir, es una estructura que se coloca sobre una superficie cómoda (sillón, cama, sofá) para tumbarnos sobre ella y comenzar a recibir los masajes.

Incluye cuatro zonas de masaje para las zonas más conflictivas y que más sufren durante la actividad diaria: cuello, espalda, lumbares y muslos. Cuenta con diez motores para masajes de cuerpo entero.

Incorpora además cinco modos de masaje de distinto tipo y de intensidad ajustable a la necesidad del usuario: bajo, medio y alto. Como ocurre con las mantas eléctricas, incorpora terapias de calor calmantes.

Es un instrumento plegable, con mando a distancia para modular el tipo de masaje e intensidad y se puede guardar de forma cómoda en su caja, pues su espacio una vez plegado es muy reducido.

Puede sorprender que el colchón esté fabricado por Jocca, que es una empresa líder en el sector de los electrodomésticos, pero una vez que lo uses eso ya no sorprenderá. Este tipo de instrumentos de confort deben convertirse en los próximos años en un objeto de uso obligado para muchas personas, sobre todo aquellas que como yo viven diariamente en una espiral de estrés y preocupaciones constantes y al llegar a casa necesitan una buena dosis de relax.

En otros países de Europa y del resto del mundo, este “electrodoméstico” es bastante habitual en muchos hogares, en España aún no es muy común. No se trata en ningún caso de un elemento sustitutivo de un masajista o un fisioterapeuta, pero sí es un elemento que puede mejorar sensiblemente nuestra calidad de vida. Evidentemente, para problemas musculares de mayor calado, esta no es la solución adecuada, sino que es preciso acudir a un especialista médico.

Qué propiedades para la salud tienen los colchones masajeadores

Son similares a los sillones masajeadores que podemos encontrar de manera frecuente en ciertos establecimientos comerciales. En el caso del modelo de Jocca, con sus cuatro zonas de masaje en cuello, espalda, lumbares y muslos ejerce una función importante para evitar los problemas en la columna cervical y los músculos que la rodean.

El colchón calienta la musculatura, lo que permite que las molestias se alivien y los músculos se relajen, pero sin entrar en contacto con las vértebras, para no producir contraindicaciones.

Otro aspecto señalado relacionado con el sistema muscular es la reducción del dolor. Fruto de la intensa actividad diaria, en mi caso por ejemplo utilizo frecuentemente zapatos de tacón, los músculos acumulan mucho esfuerzo y esto causa dolor y rigidez. El uso diario del colchón masajeador ayuda a recuperarse de esas molestias y a que las posibles molestias provocadas por contracturas sean mucho más leves.

El último aspecto que quiero señalar sobre el uso del colchón es la recuperación de los niveles de sueño habituales. El estrés al que estamos sometidos muchos profesionales se traduce ocasionalmente en una falta de descanso y en sueños ligeros y poco reparadores. Desde que uso el colchón, he descubierto que mi descanso es mucho más profundo, concilio mejor el sueño y puedo afrontar el día siguiente con mayor energía.

Si tienes la oportunidad, prueba el colchón masajeador de Jocca, estoy convencida de que ayudará a mejorar tu salud física y mental.

Compartir en Google Plus

Acerca de Paula Palacios

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz