Claves para empezar una dieta según el sexo (parte II)

Las mujeres tienen mayor nivel de grasa corporal que los hombres y, éstos más masa muscular que ellas. Entonces, es importante en diferentes maneras para cada uno consumir vegetales y alimentos bajos en niveles de grasas saturadas.

Las necesidades biológicas de hombres y mujeres son totalmente diferentes. Es por eso que, si quieres acompañar tus ejercicios abdominales

con una buena alimentación, debes seguir las siguientes indicaciones.

Las mujeres tienden a sufrir más la falta de calcio y hierro, otra afección es el cáncer de mama. Durante la madurez, la mujer necesita de 15 a 18 miligramos de hierro por día, el hombre, de 8 a 11.

Los hombres son más propensos a padecer enfermedades del tipo cardiovascular y la dolencia que prevalece es la relacionada al cáncer de próstata. Ellos necesitan más fibra que las mujeres: de 35 a 50 gramos diarios y las mujeres de 20 a 25. Sin embargo, el nivel de actividad variará las cantidades mencionadas.

En la mayor parte del sexo masculino, la fisonomía de su cuerpo toma la forma denominada androide, o como se conoce vulgarmente, de manzana. Esto no significa que no existan mujeres con esta fisonomía, sin embargo, prevalece en los hombres. Tener esta forma significa que la grasa se acumula en el pecho, los brazos y el abdomen. Es el tipo de obesidad que reviste mayor gravedad debido a la posibilidad de sufrir enfermedades como hipertensión, diabetes o enfermedades cardiovasculares. Otro punto importante a tener en cuenta es que la grasa almacenada en la parte superior del cuerpo está mucho más cerca de órganos vitales, como lo son el corazón, los pulmones, el hígado…

La forma ginoide es más característica del cuerpo de la mujer. La grasa se acumula en la parte inferior, abdomen bajo, nalgas y muslos. La persona adquiere forma de pera. Este tipo de obesidad no reviste tanta gravedad, ya que no implica a los órganos internos como en el caso de la obesidad androide. Sin embargo, puede causar deficiencias en órganos como los riñones, el útero y la vejiga. Esta grasa es la más difícil de bajar.

Finalmente, es importante saber que las mujeres nunca deben dejar de lado las carnes magras rojas, que son ricas en hierro, las legumbres y las verduras verdes. No olvidar que, durante la menstruación, se pierde gran parte de este mineral.

Los hombres, que acumulan más grasa abdominal, tienen que evitar alimentos de alto contenido en colesterol para alejar a las dolencias cardiovasculares. Lácteos, huevos, mantequilla y mayonesa son algunos de los alimentos que deben disminuir en su consumo.

Vía

Vivirsalud.com

Gordos.com

Guíaobesidad.com

 

Compartir en Google Plus

Acerca de Daniela Deicas

Comunicadora social, periodista, trabajadora en varios rubros, redactora por naturaleza... Siempre buscando más, de eso se trata.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz