Cistitis, mayor atención en verano

cistitis

Si bien hay mujeres que sufren de cistitis más a menudo que otras, esta afección suele ser más frecuente todavía durante la época estival, por la mayor humedad, el calor, el agua de las piscinas, el uso inapropiado de geles e, incluso, el aumento de las relaciones sexuales.

Además, se está registrando durante los últimos años, y “sin saber muy bien porqué“, un incremento de la incidencia de las cistitis o infecciones de las vías bajas del orden del 30 al 40 por ciento, como bien informó el doctor Pedro Tormo, portavoz del Observatorio de Incontinencia Urinaria (ONI).

Este tipo de afección es, por cierto, la más común de las infecciones de orina, y sus síntomas se caracterizan por sentir escozor o ardor al orinar, ganas recurrentes de ir al baño, aunque no haya casi orina que expulsar, y molestias generales en la uretra.

Pero lo cierto es que el verano, y los factores ya mencionados, predisponen a las cistitis, ya que la flora vaginal puede verse alterada y sus mecanismos de defensa decaer, lo que hace que este tipo de infecciones se multipliquen por estos días de verano.

“Las afecciones de orina no se transmiten por vía sexual, ya que el varón no transmite la bacteria a la mujer a través del coito ni viceversa“, ha aclarado el doctor Tormo, pero sí puede ocurrir que algún microorganismo de la vagina entre sin querer a la vejiga y allí se provoque la infección.

De todos modos, esencial será mantener una buena higiene de los genitales, y hacerlo de forma correcta para evitar infección: “es muy importante limpiarse de delante hacia atrás y no al revés“. Así también, no olvidar tomar agua frecuentemente (al menos un litro y medio por día) ni ir al baño a orinar luego de mantener relaciones sexuales para “limpiar” de este modo los conductos de cualquier bacteria que pudiese haber quedado.

Otro punto a tener en cuenta, como bien recordó el profesional, es que “el uso de estrógenos vaginales en mujeres postmenopáusicas reduce la sequedad“, por lo que “los traumas locales” que pueden producirse como resultado durante el coito, “contribuyen también a la recurrencia de estas infecciones“.

Por otro lado, tener en cuenta que las poblaciones llamadas “de riesgo”, como las mujeres embarazadas, las diabéticas, pacientes con enfermedades neurodegenerativas, con malformaciones urinarias y/o con cálculos renales, deberán tener especial cuidado y seguir con rigurosidad las indicaciones de los médicos.

Finalmente, y como bien se quiso destacar, si bien se trata de una enfermedad muy común, es perfectamente tratable, e incluso, la ‘Guía de la Sociedad Europea de Urología’ aconseja el autotratamiento. Es decir, “en cuanto una mujer note alguno de los síntomas en las primeras 24 horas, se recomienda tomar un sobre de monurol“, y comenzar a beber abundante líquido para limpiar las vías urinarias.

Aprende en Vitadelia más sobre cómo actuar ante un caso de cistitis.

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz