Cirugía estética, procedimientos que nunca deberías hacerte

procedimientos de cirugía estética

No cabe duda de que en los últimos tiempos tanto las mujeres como los hombres recurrimos a la cirugía estética para hacernos ese “arreglillos” que tanto deseamos. Aunque la mayoría de intervenciones de este tipo está completamente reguladas y controladas, existen ciertos procedimientos que los expertos no recomiendan ya que suelen traer complicaciones a la larga.

Desde 1997 las operaciones de cirugía estética han aumentado en más de un 500% y en la actualidad millones de personas se someten a una intervención de estas características anualmente. Por ello la Sociedad Americana de Cirugía Plástica Estética (ASAPS) quiere advertir de los posibles problemas que pueden acarrear algunos de estos procedimientos. Si estás pensando en operarte ten en cuenta lo que los expertos no recomiendan que nos hagamos.

Cirugía estética para extracción de costillas

Eso de quitarse una costilla para lucir una cintura de “avispa” se puso de moda hace unos años entre las celebrities. Lo cierto es que en la actualidad esta práctica no goza de tanta popularidad, aunque aún hay muchas personas que la siguen llevando a cabo. La extracción de una costilla es una intervención muy dolorosa, costosa y además muy peligrosa. El hecho de quitarnos esta pequeña parte de nuestro cuerpo puede traernos consecuencias terribles, ya que podemos sufrir una perforación en el pulmón o dañarnos gravemente órganos vitales como es el caso de los riñones.

Elevadores de cuello

No es la primera vez que veremos a algún famoso elevarse el cuello y el rostro para así presentar una imagen más joven. Por si no lo sabías, cuando se realiza este tipo de operación en la mandíbula se quedan destacadas dos glándulas como consecuencia de la elevación del rostro. Como esto resulta poco estético la mayoría de los pacientes quieren eliminar rápidamente esas glándulas, pero los expertos no lo recomiendan en absoluto. El hecho de que las hagamos desaparecer nos traerá gran sequedad bucal e incluso un sangrado abundante que podría dificultarnos la respiración, sobe todo en las horas de descanso.

Los hilos

Seguramente te estarás preguntando a qué nos referimos cuando hablamos de hilos. A la hora de hacernos un lifting los médicos introducen unos hilos en el interior de nuestra piel para así poder estirarla. Sin embargo, aunque el objetivo es dejar un rostro completamente terso, estos hilos pueden provocar algunas irregularidades e incluso hoyos. Por tanto, el resultado no sería el que esperábamos y además si en un futuro queremos quitarlos sería mucho más complicado.

Aceite de silicona

Muchas personas que han sufrido un acné severo y se le han quedado marcas en la cara acuden a las inyecciones de silicona para acabar con estas secuelas. Si bien es cierto que suelen ser muy utilizadas en estos casos la mayoría de los expertos coincide en que son peligrosas puesto que pueden infectarse y traer graves complicaciones. Si tienes alguna cicatriz recurrir a la silicona no es el mejor método, ya que esta no se elimina fácilmente.

inyecciones de silicona

Operaciones bucales

La boca es una de las partes del cuerpo que más nos cuidamos. Nos encanta lucir una sonrisa estupenda y una boca sana y bonita. Existen muchas técnicas por las que podemos presentar una imagen bucal estupenda y no es necesario acudir a la cirugía estética. En muchas ocasiones las personas quieren eliminar las almohadillas de las mejillas y así acabar con la grasa que allí se encuentra. En un primer momento esta técnica puede dejarte un rostro estupendo pero pronto el efecto se “caerá” y verás cómo tu cara parece más bien un esqueleto. De nuevo es un procedimiento con el que no se consiguen los resultados que se querían y si te haces esto a medida que vayas envejeciendo irá a peor.

Cirugía sin regular

A pesar de que te hemos comentado las técnicas más populares de cirugía estética que deberías evitar existen otras muchas que, en la actualidad, siguen llevándose a cabo y son realmente peligrosas. Es más, aún a día de hoy hay pacientes que se han sometido a alguna intervención y ni siquiera han estado en una clínica. Esto no debes hacerlo, si quieres operarte siempre hazlo en centros legales y por supuesto con todas las medidas de seguridad establecidas por autoridades pertinentes.

Hay que tener cuidado

Siempre que queramos someternos a una intervención de cirugía estética hay que tener muy en cuenta las posibles complicaciones que puede acarrearnos. No por ello queremos decir que todas las operaciones traigan consecuencias negativas, pero debemos mantener siempre la precaución en alto. Además, no olvidemos que existen otros muchos métodos con los que puedes mejorar tu aspecto sin recurrir a la cirugía estética. Recuerda, lucir radiante está muy bien, pero mejor es hacerlo si estamos sanos. Antes que la belleza es mucho más positivo que cuidemos de nuestra salud. Hasta los expertos en cirugía plástica lo dicen. Hazles caso.

Compartir en Google Plus

Acerca de Flor Milano

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz