Cinco formas de aliviar la tensión en los hombros

dolor de cuello

Cargar las tensiones en los hombros y cuello es algo que a todos nos sucede, luego las contracturas y dolores nos hacen recordar que bueno hubiese sido tomar consciencia de ello y haber hecho algo para, al menos, reducirlas y tratar de minimizarlas lo más posible para evitar luego tener que cargar con una “tabla” en nuestra espalda.

Veamos entonces algunos consejos para reducir lo más posible las tensiones que cargamos sobre nuestros hombros, cuello y parte alta de la espalda:

-Si estás sentado por largo tiempo, prueba con inhalar profundamente mientras levantas tus hombros hacia arriba, cuenta hasta tres hasta que hayas alcanzado la altura más elevada que puedes –hasta cerca de tus orejas-. Luego exhala, y deja que tus hombros caigan volviendo a su posición normal. Repite esta acción unas cinco veces, verás como luego te sentirás mejor.

-Suavemente, lleva tu oreja derecha hacia tu hombro derecho (es decir, dobla tu cuello con suavidad) y luego haz lo mismo pero para el otro costado. Sólo presta atención a que los músculos de cada uno de los lados del cuello se estiren, y no mantengas la posición por demasiado tiempo, ya que puede ser contraproducente y provocar mayor tensión. Repite la acción unas cinco veces para cada lado.

-Mientras respiras lleva tus codos, cruzándolos (con los brazos flexionados), hacia delante y luego hacia atrás, es decir, primero hacia el pecho luego hacia la espalda. Puedes parecer algo así como un pollo agitando sus alas, pero verás que es muy bueno para relajar la zona y para “abrir los músculos del pecho”.

Baja tu pera, con suavidad, hacia tu pecho mientras cuentas hasta tres, no muevas ni tuerzas la parte superior de la espalda, que el estiramiento lo haga el cuello. Repite de unas tres a cinco veces.

-Este último movimiento es sencillo, consiste básicamente en colocar la mano izquierda sobre la derecha, para luego tensionar los músculos del cuello y de la parte inferior de  los hombros (debajo de los trapecios), la idea es “apretujar” para luego soltar, y liberar las tensiones. También puedes hacerlo unas cinco veces.

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz