Cigarrillo: también enemigo de la piel

arruga-cigar

Que el cigarrillo también arruina la piel, ya lo sabía, lo he visto en personas cercanas, he visto  como en unos años amigas fumadoras “han envejecido” en mayor medida. Los investigadores también se han ocupado del asunto y han concluido que sí, efectivamente, el tabaco tiene sus consecuencias negativas sobre la piel, cabello y uñas (además de todas las demás ya conocidas).

Se conoce como “el rostro del fumador”. La piel del fumador es más rugosa y tiene una tonalidad más grisácea, los relieves óseos (sobre todo de la zona de los pómulos) se tornan más visibles, los labios y ojos presentan en su alrededor arrugas finas, además de líneas en las mejillas y mandíbulas.

Según los expertos, las arrugas de los fumadores son distintas: más estrechas, profundas y de contornos bien marcados.

Además de la piel, el tabaco y su humo también estropean el cuero cabelludo, debilitan el cabello dejándolo más quebradizo y más poroso (además de que se impregna del olor típico del cigarrillo).

Así también sucede con las uñas, “se debilitan, están más frágiles y pierden brillo”, graficó Susana Puig, dermatóloga del Hospital Clinic de Barcelona, España.

Estos cambios negativos suelen aparecer en las personas fumadoras después de los 35 años y “son directamente proporcionales al grado de consumo”, aseguró otro especialista, Just Saboré, en una publicación especializada que se editó en mayo del 2008.

Otras afecciones cutáneas también están directamente ligadas al humo del cigarrillo: tales son un mayor riesgo de aparición de psoriasis, una reducción en el proceso de cicatrización en casos de heridas, o incluso el humo puede provocar mayor “acné, o causar cáncer cutáneo y alteraciones en la estética bucal (aumento de la placa bacteriana, mayor riesgo de gingivitis, irritación de mucosas y encías, color amarillento de los dientes)”, según explicó Julián Conejo-Mir, presidente de la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV).

Pues aún se pueden dar más datos que a lo mejor te hagan pensar dos veces la próxima vez que tomes un cigarrillo:

-Según estudios epidemiológicos, el riesgo de arrugas de las mujeres fumadoras es casi el triple con respecto a quienes no consumen tabaco y el doble en el caso de los hombres.

-Aunque el tabaco perjudica toda la piel del cuerpo, la más afectada suele ser la del rostro, ya que también es la más expuesta a los rayos ultravioletas nocivos del sol.

Sin embargo, y como han resaltado los especialistas, a diferencia del daño causado por los rayos solares, en el caso de estos efectos provocados por el cigarrillo, sí pueden ser reversibles, siempre y cuando se abandone el mal hábito, lo que a su vez puede complementarse con algunas medidas básicas como aumentar la ingesta de vitaminas beneficiosas para la piel (A, C, E y otros nutrientes como Zinc, selenio, yodo, hierro, entre otros).

Vía Elmundo.es

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz