El cigarrillo electrónico, el primer paso para dejar de fumar

El cigarrillo electrónico, el primer paso para dejar de fumar 1


Desde que hace unos años los cigarrillos electrónicos se pusieron de moda, el negocio de los vapeadores no deja de crecer. Es común ver en las ciudades establecimientos destinados al negocio de los cigarrillos electrónicos y en muchos países ya comienzan a establecerse normativas y regulaciones para su uso.

En algunos países, como Argentina, su uso está prohibido desde 2011, pero eso no evita que siga vendiéndose en diversos establecimientos, por lo que es común el uso de cigarrillos electrónicos en Argentina.

Uno de los mitos más extendidos del cigarrillo electrónico es que se trata de un producto no dañino para la salud, pero es falso. El cigarrillo electrónico también es perjudicial para la salud, pues se inhalan elementos tóxicos, aunque en menor medida que en el caso de los cigarrillos tradicionales. Este hecho está impulsando a algunos médicos británicos para utilizarlos como paso previo a dejar de fumar. Otros neumólogos alrededor del mundo no aconsejan esta práctica ya que aún no se conocen a largo plazo las consecuencias que puede generar el uso de los vapeadores.

Ventajas del cigarrillo electrónico frente al cigarrillo tradicional

Según los expertos, el cigarrillo electrónico produce menos toxicidad que el cigarrillo tradicional y menos sustancias carcinógenas. Además, no produce alquitranes o monóxido de carbono como sí lo hace el tabaco. Algunos cigarrillos electrónicos no tienen nicotina pero sí utilizan sustancias saborizantes de las que se desconocen a largo plazo sus consecuencias.

Atendiendo a las recomendaciones de los médicos británicos, el cigarrillo electrónico podría suponer un importante avance si el objetivo final es dejar de fumar, ya que varios ensayos clínicos demuestran su eficacia para calmar el síndrome de abstinencia. En cualquier caso, las autoridades sanitarias (FDA en EEUU y EMEA en la UE) sólo reconocen la nicotina, el bupropion y la varenicilina como los únicos fármacos para tratar la dependencia del tabaco.

Un consejo eficaz en el caso de utilizar los cigarrillos electrónicos como paso previo a dejar de fumar es comenzar utilizando vapeadores con nicotina, para una vez reducido el síndrome de abstinencia, abandonar los cigarrillos electrónicos de nicotina e ir reduciendo el consumo.

Desventajas del cigarrillo electrónico

Ya hemos comentado que la principal es que también es perjudicial para la salud y que a largo plazo aún no se conocen las consecuencias de su uso. El hecho de que sea un producto con una forma similar al cigarrillo tradicional puede producir una dificultad a romper con la conducta del cigarro, ya que la adicción tiene un componente físico, pero también un importante componente psicológico, que es incluso más duradero en el tiempo.

Por otra parte, la falsa sensación de que el cigarrillo electrónico es menos dañino para la salud puede provocar un mayor consumo entre jóvenes y la normalización de su uso y del consumo de tabaco.

Compartir en Google Plus

Acerca de Carlos

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz