Científicos japoneses desarrollan diminuto dispositivo para detectar alto nivel de glucosa en sangre

Un grupo de investigadores japoneses ha logrado diseñar unos diminutos abalorios para detectar el nivel de azúcar en sangre en los roedores. Estos pequeñísimos mecanismos se implantaron en las orejas de los ratones, desde donde podían alertar ante la presencia de una hiperglucemia.

Los expertos esperan ahora poder desarrollar este mecanismo para utilizarlo en personas y reemplazar así a otras técnicas más invasivas de medición.

Los abalorios en cuestión estaban cargados con un ácido y ciertos hidrocarburos, y brillaban al detectar un nivel alto de glucosa en sangre, según explicaron los investigadores de la Universidad de Tokio, liderados por Shoji Takeuchi.

“Debido a la virtud de su tamaño pequeño, los microabalorios fluorescentes son inyectables, mínimamente invasivos y responden rápidamente al cambio de la glucosa”, señaló el equipo en el artículo publicado en la última edición de la revista especializada Proceedigns of the National Academy of Sciences.

Los autores pudieron comprobar a lo largo de la investigación que estos mínimos dispositivos brillaban en grado según el nivel de glucosa en sangre, gracias a constantes tomas de sangre de los roedores para medir también por esta vía su nivel de azúcar.

“Dado que los microabalorios fluorescentes no requieren vínculos externos o fuentes de energía para brindar una lectura, podrían usarse para fabricar sensores de glucosa mínimamente invasivos para las personas que necesitan monitorear constantemente sus niveles de azúcar en sangre”, como es el caso de los diabéticos, añadieron los científicos.

Desde hace décadas que estos pacientes crónicos se vienen controlando con dispositivos e instrumentos de medición a través de cintas reactivas que requieren de frecuentes extracciones de pequeñas muestras de sangre, lo que con el tiempo, puede ser no sólo cansador sino incluso doloroso para los dedos y demás regiones donde suelen realizarse los pinchazos para extraer la gota de sangre.

Entonces, y ante este hallazgo, los científicos esperan poder desarrollar una nueva técnica de medición menos invasiva y más confortable para estos millones de diabéticos en el mundo.

Recordemos que según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) hay en el globo más de 220 millones de personas que sufren esta insuficiencia metabólica. Sólo en el año 2005, murieron 1,1 millones de personas como consecuencia directa de la enfermedad.

Vía Público.es

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz