Científicos advierten sobre el mayor riesgo de parto prematuro que implica en mujeres un abuso de bebidas dietéticas

Según se advirtió desde un instituto médico de Dinamarca, beber gran cantidad de bebidas gaseosas endulzadas artificialmente también propiciaría en las mujeres embarazadas un mayor riesgo de parto prematuro.

“Consumir gran cantidad de este tipo de productos no sería buena opción para las embarazadas”, aseguró el doctor Thorhallur I. Halldorsson, del Statens Serum Institut, en Copenhague.

Según se apuntó desde la institución, mayor cuidado hay que tener ya que las bebidas “diet” suelen promocionarse como una opción saludable de las gaseosas tradicionales y jugos, cuando en realidad también implican su riesgo, y más si se abusa de ellas.

Precisamente, antes de su trabajo el equipo de Halldorsson había observado que existía poca evidencia sobre la seguridad del consumo regular de edulcorantes en los seres humanos. Hace sólo unos meses, ya se había advertido que las bebidas gaseosas, en cualquiera de sus presentaciones, también están asociadas a un mayor riesgo de hipertensión

.

En este sentido, la hipertensión también incrementa el riesgo en las mujeres de sufrir parto prematuro. Según el último estudio realizado en Dinamarca, del total de 6.000 mujeres analizadas, que al inicio del trabajo estaban en la semana 25 de gestación, un 5 por ciento tuvo a su bebé antes de la semana 37.

De este modo, y basándose en cuestionarios dietéticos que se les fue haciendo, se concluyó que aquellas féminas que bebían, por lo menos, una porción de gaseosa dietética por día en el embarazo, presentaban un 38 por ciento más de riesgo de tener un parto prematuro en comparación con las que no tomaban este tipo de bebidas.

Aún peor, las que bebían unas 4 gaseosas dietéticas por día eran hasta un 80 por ciento más propensas a tener su bebé antes de tiempo, independientemente de otros factores como el peso corporal.

Estos resultados salieron publicados en la última edición del American Journal of Clinical Nutrition.

Aunque aún habría que profundizar en las investigaciones, en el caso de las bebidas gaseosas dietéticas, como en todo, la clave está en su consumo moderado.

Vía Buenasalud

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz