Chocolate negro, más que un placer para el paladar

El chocolate es, sin dudas, una especie de placer universal: seguro es la gran minoría la que puede prescindir completamente de este derivado del cacao. Pero lo cierto es que este manjar no sólo puede brindarnos un momento de placer degustativo, sino también (en su medida) ciertos beneficios gracias a su contenido de antioxidantes que siempre será bueno recordar.

De todos modos, no hay que perder de vista que no todos los tipos de chocolate son iguales: el más rico en compuestos benéficos es el negro, es decir, el más puro, con mayor pasta de cacao de calidad (de hasta el 90 por ciento) y sin tanto proceso.

En contraste, el chocolate con leche contiene hasta la mitad de cacao que el negro, un 40 por ciento, y por lo tanto, sus beneficios son mucho menores.

Ante estos datos se puede decir entonces que un consumo moderado, de no más de unos 20 gramos de chocolate negro, podría ser una cuota extra de sabor, placer y antioxidantes para nuestro organismo que ayudaría a nivel cardiovascular y emocional.

A modo de resumen: el chocolate negro, el amargo, puede contribuir a nuestra salud, en principio, con una reducción de la presión arterial: un estudio reciente realizado por investigadores australianos concluyó que el consumo habitual y moderado de este alimento (o productos derivados del cacao puro) estaba asociado con una reducción pequeña, aunque significativa, de la presión arterial en sujetos hipertensos.

Según se explicó, este resultado se daría por la acción de los polifenoles (un tipo de antioxidante presente en el cacao) que aumentarían la formación de óxido nítrico endotelial, lo que reduciría a su vez la presión arterial.

Otra ventaja que se ha comprobado del consumo de chocolate negro es que también ayudaría a reducir el colesterol total y el LDL (malo), y ello sin modificar el nivel del colesterol HDL (bueno). De todos modos, expertos han sugerido que aún faltan más estudios al respecto para estudiar cuál es la dosis de consumo saludable y sus efectos a largo plazo.

Vía Consumer

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz