Cheating day: beneficios para tu dieta

trucos del Cheating day

Estamos en la primavera y cada vez nos queda menos para verano, así que nos entran las prisas para adelgazar. Necesitamos que en pocos meses nuestro cuerpo esté en forma y podamos lucir un buen tipo en biquini. Es el momento de ponernos a dieta y de hacer ejercicio, pero a veces nos sentimos un poco perdidas porque no sabemos por dónde empezar, sobre todo cuando nos hablan de algo como el cheating day.

Las dietas no son fáciles de llevar a cabo, puesto que eliminamos de nuestra alimentación un gran número de alimentos que suelen gustarnos demasiado. ¿A quién no le apetece una onza de chocolate? ¿o una cerveza? ¿y el pan? Son alimentos que nos encantan, pero que no podemos tomar demasiado si queremos perder esos kilos de más. Aunque la mayoría de las dietas nos quitan casi todos estos elementos, muchos expertos aconsejan que debemos tener un día de libertad en el cual podamos comer todo lo que queramos. Es el mencionado cheating day, o lo que es lo mismo, un día trampa. Por mucho que se piense que las dietas hay que llevarlas a rajatabla, la realidad es que tener una jornada de descanso nos aporta muchos beneficios.

Cheating day, hacer trampas no es tan malo

Sabemos que en el momento en el cual decides ponerte a dieta la mayoría de alimentos que vas a tomar van a ser frutas y verduras (pero sin pasarse, porque hay que tener equilibrio en lo que comemos). Además, a casi todos los regímenes les acompañan muchos ejercicios físicos para mantenernos en forma a la vez que adelgazamos. Por norma general se recomienda que practiquemos deporte como mínimo tres veces por semana. Pero al eliminar múltiples alimentos de nuestra dieta al poco tiempo esto puede tener un efecto rebote en nosotros, ya que echamos en falta tomar azúcares, grasas o simplemente darnos un capricho de vez en cuando.

Los expertos recomiendan que si queremos que la dieta que llevamos a cabo sea realmente exitosa necesitamos dar un respiro a nuestro cuerpo e incluir un día totalmente libre en el que podamos tomar todo aquello que nos apetezca. Es algo que ocurre en muchas dietas y que tiene tanto especialistas que lo defienden como aquellos que están totalmente en contra de ello.

La dieta influye mucho

Nutricionistas del mundo entero coinciden en que en cualquier dieta que se realice siempre se debe añadir cierta cantidad de grasa, dado que nuestro organismo también la necesita aunque reduzcamos notablemente su consumo. En este sentido hay que comentar que tomar algo de chocolate, acompañar la comida con pan, comer algún que otro pastel o comprar palomitas para ir al cine no es nada malo siempre que lo hagamos con precaución y no nos pasemos en su ingesta (o en la calidad de esos alimentos “malos” que estamos consumiendo, dado que hay palomitas malas y otras palomitas que por su composición son horribles para la dieta). Teniendo esta filosofía en mente es por lo que se apoya la idea del cheating day, el cual hay personas que consideran fundamental en sus dietas.

saltarse la dieta

Numerosos estudios han corroborado este tipo de idea. Uno de los primeros que analizaron los hábitos de alimentación de las personas fue el realizado por la Universidad de Tufs, en Boston. Aquí se estudió a un gran número de jóvenes a los que se les obligó a llevar una dieta baja en calorías. Aunque los primeros días a la mayoría no les costó trabajo seguir las pautas de alimentación propuestas, al pasar un periodo de tiempo más del 95% de ellos presentaban síntomas de ansiedad, puesto que echaban en falta algunos alimentos que antes tomaban con asiduidad. Teniendo en cuenta estos resultados surgió la idea de crear un cheating day para que aquellos que llevaran a cabo una dieta pudieran contar con un día exclusivo para ellos y no echaran de menos los productos calóricos que solían comer. Además, el estudio también reveló que más que para los beneficios físicos, este día trampa podría traer consecuencias positivas de forma psicológica. Al fin y al cabo, las dietas están muy relacionadas con la mente y saber que tenemos un día a la semana para comer lo que queramos hace que nos sintamos más motivados para seguir la dieta y ayuda a superar con creces la ansiedad.

¿Cuándo hacer el cheating day?

Así vemos que el cheating day tiene efectos positivos en nuestra mente, puesto que vamos a movernos por conseguir una recompensa y esta va a ser tomar la comida que queramos durante un día. Los expertos no recomiendan ninguna hora en concreto, sino que en cualquier momento puedes llevar a cabo tu trampa, ya sea en el desayuno, el almuerzo o la cena. Lo que sí aconsejan la mayoría de ellos es que a los alimentos que vayamos a consumir en este día de dieta libre le añadamos otros elementos que sí son más saludables, como verduras, huevo o pollo. Así estaremos “engañando” a nuestro organismo, combinando dos tipos de alimentos diferentes, los más grasos con los más bajos en calorías.

Aunque el cheating day es fundamental para los que hacemos dieta siempre hay que tener claro que este día libre no se debe repetir más de una vez por semana. Recuerda que nuestro objetivo es perder peso y que nos den cierta libertad para recompensar nuestro esfuerzo no quiere decir que pasemos por alto todos los hábitos alimenticios que hemos ido adquiriendo.

Compartir en Google Plus

Acerca de Flor Milano

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz