Champú en seco: ventajas y desventajas

Champú en seco y sus beneficios

En los próximos días vamos a hablar del champú y de todo lo que su uso conlleva. ¿Sabíais que no todos los champús son igual de recomendables? ¿habéis oído hablar de la historia de la chica que estuvo varios años sin usar champú? ¿y qué nos decís del champú en seco? Son distintos temas que vamos a tratar en nuestras próximas publicaciones y que esperamos que disfrutéis al nivel de permitiros tomar una decisión sobre qué tipo de champú os resultará más recomendable usar en el futuro.

Champú en seco, las ventajas

Este tipo de champú ha ido extendiéndose en los últimos años como una tendencia entre todo tipo de chicas. Permite que nuestro pelo esté menos graso y al mismo tiempo le proporciona un aspecto más saludable. Tiene tanto ventajas como desventajas y es de eso de lo cual vamos a hablar hoy comenzando por las ventajas. Una de las principales es la facilidad que tenemos para utilizarlo. En esta sociedad actual en la cual todos vamos corriendo a todas partes, es necesario que hagamos uso de opciones rápidas que al mismo tiempo nos proporcionen beneficios a la hora de cuidar nuestra belleza. Por eso este tipo de champú resulta tan recomendable, porque nos lo podemos poner en formato de spray y no necesitamos más allá de unos minutos para hacerlo.

Otro de los aspectos a tener en cuenta trata sobre el volumen, algo que siempre estamos intentando conseguir por todos los medios y que se asegura de que podamos lucir un aspecto fabuloso. Con este tipo de champú vamos a darle más volumen a nuestro cabello y podremos hacerlo tanto si tenemos el pelo limpio como si está sucio. Aunque hay muchas otras técnicas para conseguir volumen, esta es una de esas en las que pensamos porque “matamos dos pájaros de un tiro” (y que conste que esta expresión no nos gusta nada de nada).

Siguiendo con las ventajas de este producto hay que mencionar que con este tipo champú también disfrutaremos de lavados más largos que ayudarán a que reduzcamos la cantidad de grasa que tenemos en el pelo. Y también es muy útil en situaciones en las que hayamos sudado pero no tengamos realmente el pelo sucio, sino que solo queramos darle un toque de apoyo sin tener que lavarnos de la forma clásica.

Champú en seco en chica

¿Y las desventajas?

No todas las marcas de champú para lavado en seco son igual de buenas. Nos podemos encontrar muchas variantes disponibles y algunas son mejores que otras. El problema no reside realmente entre las diferencias de las buenas marcas, sino en las diferencias que tienen las malas marcas. Son de ellas de las que tenemos que huir todo lo posible, especialmente porque pueden producir consecuencias negativas. Algunos de estos productos terminan dejándonos una especie de polvillo de color blanco en el pelo. No es caspa, sino un extraño polvo que queda como consecuencia del uso de un mal producto. En el caso de que terminemos con este polvo en el pelo lo que habrá que hacer será cepillarlo hasta que veamos que ya no hay ningún rastro de este problema.

Si mantenemos nuestro pelo con su cabello natural lo que más nos preocupará será que no perdamos color ni intensidad. El problema con este tipo de champús en seco es que puede ser algo que ocurra. Comenzaremos perdiendo el característico brillo natural que tiene el pelo y poco a poco iremos viendo que va perdiendo la vida. Si no tenemos cuidado podríamos terminar con el pelo demasiado ópaco. Esto podría ocurrir si nos excedemos en los lavados, dado que ante todo hay que tener en mente que nunca deberíamos sustituir el champú clásico por el champú en seco. Sus beneficios se irán reduciendo a medida que abusemos de este método, así que lo deberíamos usar en contadas ocasiones y de forma intermitente. Del abuso también hay otras consecuencias, como que aparezca caspa o que el nivel de grasa aparezca crezca hasta que lo notemos y tengamos que usar otro sistema de lavado.

Por lo tanto, podemos ver que este tipo de champú aporta algunos beneficios interesantes, pero también apreciamos que tiene inconvenientes notables para los que deberíamos estar preparados. Llegamos a la conclusión de que el champú en seco no es perjudicial si se aprovecha de forma conveniente, si lo utilizamos en aquellos momentos en los que no tenemos otra opción para lavarnos el pelo y proporcionarle un poco de ayuda. Pero si recurrimos a este champú de forma constante, lo que ocurrirá es que terminaremos sufriendo las consecuencias. Además, volvemos a hacer especial hincapié en que es importante que seleccionemos una buena marca o un producto que sea adecuado, para lo cual recomendamos leer opiniones de otras personas que ya los hayan utilizado. Las marcas blancas desconocidas, esas que parecen salir de la nada, nos hacen sospechar siempre por una buena razón. Cuidado con ellas.

Compartir en Google Plus

Acerca de Flor Milano

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz