Cereales integrales para un menor riesgo de mortalidad cardiovascular

Cereales integrales para un menor riesgo de mortalidad cardiovascular 1

Siempre se recomienda consumir cereales, y sus derivados, en sus versiones integrales, para asegurarse la dosis de fibra diaria necesaria: un reciente estudio realizado por la Harvard School of Public Health, concluyó además que las personas que más cereales integrales consumen tienen menos riesgo de evento cardiovascular, y de muerte por tal motivo.

En concreto, por cada 28 gramos de cereales integrales consumidos se reduciría la tasa de mortalidad total en un 5 por ciento, y la mortalidad cardiovascular en un 9 por ciento.

Vale recordar que los cereales constituyen uno de los pilares de una alimentación sana, no obstante, no todos son iguales: los más sanos y beneficiosos son los integrales, es decir, con su germen y salvado intactos, y así también sus nutrientes y demás partes internas.

El consumo habitual de cereal integral se asocia a una mayor longevidad y a un menor riesgo cardiovascular: estas fueron las conclusiones más significativas a las que llegaron los investigadores de Harvard. En específico, el trabajo –publicado en JAMA Internal Medicine y del que se hace eco la Fundación Española del Corazón (FEC)– evidencia que por cada 28 gramos de cereales integrales ingeridos se reduce un 5 por ciento el riesgo de muerte prematura y un 9 por ciento el riesgo de muerte por causa cardíaca.

Así, cuantos más cereales integrales consumamos más estaremos disminuyendo el riesgo de mortalidad cardiovascular”, destacó al respecto la doctora María Elisa Calle Purón, de la FEC y profesora de la Facultad de Medicina de la Universidad Complutense de Madrid.

Se trataría de un estudio que aporta datos relevantes ya que, “se ha realizado sobre una cohorte de seguimiento bien controlada en la que, después de haber ajustado los datos a otras variables que podrían afectar al riesgo de muerte de la persona, como son la edad, el índice de masa corporal o el tabaquismo, se ha observado que el consumo de cereales integrales sigue asociándose a una reducción de la mortalidad global y de la mortalidad por causa cardiovascular”, detalló la experta.

El beneficio se atribuiría principalmente a la fibra que hay en el salvado: “los cereales integrales, al tener tanta fibra, ralentizan y disminuyen la absorción tanto de colesterol como del azúcar. De esta forma, contribuyen a disminuir el riesgo de diabetes en la edad adulta y también ayudan a disminuir los niveles de colesterol total”, explicó la doctora Calle.

Desde la FEC se recomienda seguir las indicaciones de las guías de dietética y nutrición y consumir diariamente al menos cuatro raciones (200 gr.) de cereales al día y que al menos una ración (50gr.) sea de cereales integrales, “lo que viene a ser una rebanada de pan de molde, media barrita de pan u ocho galletas; eso sí, integrales”, se recordó.

Los cereales no refinados (integrales) poseen mayor número y cantidad de nutrientes (vitaminas y minerales) y proporcionan una de las mayores fuentes de fibra disponibles en la alimentación diaria.

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz