Cenas ligeras: recomendaciones perfectas antes de dormir

Cenas ligeras con ensalada

Sabemos que nos tenemos que controlar en todas las comidas, pero hay algo que no falla en una gran parte de nosotros: nos gusta comer. Y eso a veces puede llevar a que nos descontrolemos demasiado, que nos dejemos llevar y terminemos comiendo más de la cuenta. Por eso siempre hay que optar por comer lo adecuado en cada momento del día. Las cenas ligeras son lo mejor antes de dormir, sobre todo si no habrá mucho espacio de tiempo entre el momento en el que cenamos y en el que nos metemos en la cama. Tiene que ser una comida suave y ligera porque luego no tendremos actividad y necesitamos hacer la digestión con facilidad. Por desgracia, aunque esto lo sabemos, hay muchas veces en las que cenamos más de la cuenta porque optamos por platos fáciles de preparar. Y eso al final cuenta. Por eso hoy os vamos a dar algunas recomendaciones de qué podéis cenar para iros a la cama con el estómago lleno justo hasta el nivel adecuado.

Cenas ligeras con pocas calorías

Olvida todo aquello que sabes que no deberías comer por la noche porque al final lo único que te traerá serán dolores de cabeza. Por supuesto, deja de lado los alimentos precocinados y la comida rápida. Lo ideal para la cena es que escojas alimentos saludables, que contengan muy pocas calorías y que además no sean pesados de digerir. Debes recordar que después de cenar te irás a la cama y querrás dormirte cuanto antes para descansar, así que los alimentos copiosos no te van a ayudar a conciliar el sueño. Táchalos de la lista y evita las grasas, los fritos, los hidratos de carbono… no hay nada como una cena ligera para dormir de un tirón toda la noche.

Los mejores alimentos que puedes consumir son aquellos 100% naturales, como es el caso de las frutas y las verduras. Además, procura no tomar demasiadas cantidades, así tendrás un sueño mucho más profundo. En la medida de lo posible puedes incluir productos integrales y si tienen un alto contenido en fibra mucho mejor, ya que facilitan la digestión.

¿Qué alimentos son los más recomendables? Las verduras y las frutas, todas las que quieras, dado que son los mejores alimentos para tomar en la cena. También es bueno que comas pescado, pollo y si te apetece hasta pasta sin gluten. De igual modo, los alimentos que más se consumen son los espárragos, las espinacas, el brócoli y el calabacín y siempre que vayas a cocinarlos es preferible utilizar el horno, aunque también puedes hacerlos en la sartén con muy poco aceite.

Cenas ligeras con sardinas

¿Cómo cocinamos de forma sencilla?

La teoría nos la sabemos, el problema llega cuando vamos a llevarla a la práctica, ya que es aquí donde nos empieza a entrar más pereza. La típica excusa de “no tengo tiempo para cocinar”. Pues bien, eso se va a acabar porque existen muchísimas recetas muy saludables que se pueden preparar en un periquete y utilizando todos los alimentos que te hemos mencionado.

Por ejemplo, si te apetece pescado esta noche puedes probar con una hamburguesa de atún. Están riquísimas y tan solo tendremos que estar unos minutos pendientes de la sartén porque se hacen enseguida. Y no es un plato que deba pasarse demasiado. También puedes decantarte por unos deliciosos medallones de merluza para una cena suave. Pon a calentar el horno previamente y mientras te estás poniendo el pijama se irá haciendo la cena. Rápido y sencillo. En el caso de que te guste más la carne, no hay nada mejor que un buen filete de pollo para calmar el apetito. Para que no quede demasiado insípido puedes acompañarlo de verduras o de tomate picado y será una cena muy ligera.

Hablando de verduras, son las principales protagonistas en las comidas nocturnas, con ellas podemos elaborar múltiples platos y a cada cual más sencillo. Así prepararás rápidamente una ensalada de col acompañándola de frutos secos, un sencillo sándwich de espinacas con pan integral o incluso si te apetece algo calentito prueba la sopa de verduras. Con estos ingredientes podemos hacer ensaladas de todo tipo, combinando lechuga, pollo y cebolla, espinacas, manzana y frutos secos o aguacate con tomates cherry… ¡todas están de rechupete!

Confiando en las cenas suaves

Si eres un cocinillas y te gustan los platos algo más elaborados te recomendamos que te hagas una parrillada de verduras al horno o prueba los rulos de calabacín con un poco de parmesano. Otro de los platos que nos encantan es el salteado de brócoli con langostinos y si tienes tiempo prepárate un buen plato de pasta integral con calabacín, champiñones y guisantes. Como puedes ver, las cenas ligeras no son tan complicadas, dado que solo necesitas unos cuantos ingredientes y seguir unos pasos muy sencillos con recetas que cualquier persona podría llevar a cabo. Con estas cenas te irás a la cama mucho mejor y te despertarás con una sensación más agradable sin que te duela el estómago.

Compartir en Google Plus

Acerca de Flor Milano

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz