Casi un 15 % de las mujeres sufre de desórdenes alimenticios, según reveló estudio canadiense

Entre el 10 y el 15 por ciento de las mujeres tiene actitudes o se comportan de manera poco saludable para con la comida y la alimentación, según reveló una investigación realizada por la Universidad de Montreal y el Instituto Universitario de Salud Mental Douglas, en Canadá.

Los desórdenes alimenticios son un problema que afecta a muchísimas mujeres y hombres en el mundo, e incluyen una amplia variedad de comportamientos dañinos relacionados con la comida. Así, mientras la anorexia y la bulimia siguen aumentando su porcentaje de enfermos, en el otro extremo, la obesidad también es padecida por una mayor cantidad de individuos.

Por lo general, las personas que sufren de anorexia o bulimia son sujetos excesivamente preocupados por su imagen corporal, la cual suele verse deformada. Ante esta situación, recurren a medidas extremas y dañinas como pueden ser prolongados ayunos, la toma de laxantes o el auto inducirse el vómito. La imagen y el peso corporal se vuelven una obsesión.

En este estudio canadiense en específico, se buscó detectar la incidencia y analizar los desórdenes en la alimentación de las féminas más frecuentes de hoy en día, pero dejando de lado la anorexia.

Una de las autoras de este trabajo, Lise Gauvin, advirtió que en la actualidad las mujeres se encuentran bajo un constante bombardeo de mensajes contradictorios: por un lado, se les incita a ser delgadas y a perder peso, y por el otro, se las alienta a comer por el simple placer de hacerlo.

Este estudio contó con la participación de 1.501 mujeres que no sufrían de anorexia y cuya edad promedio era de 31 años. Los resultados fueron los siguientes: un 13,7 por ciento admitió tener atracones de comida de una a siete veces por mes, mientras que un 2,5 por ciento reconoció haber forzado el vómito o haber recurrido a laxantes y diuréticos para bajar de peso.

Así también, un 28 por ciento de estas mujeres afirmó realizar ejercicios, unas dos veces por semana, con el único objetivo de reducir el peso corporal o mejorar la figura.

Gauvin explicó que este comportamiento no es el adecuado, ya que si bien la actividad física es necesaria, no debe ser encarada con la única finalidad de bajar de peso, y de forma inmediata, sino que debe practicarse con una perspectiva más global, como una forma de mantener la salud y el bienestar en general.

Vía Yahoo

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz