Casi la mitad de las madres españolas dejan de amamantar a sus bebés a los tres meses

Casi el 50 por ciento de las madres españolas deciden dejar de dar el pecho a sus bebés en torno a los tres meses, según un informe elaborado por el Comité de Lactancia Materna de la Asociación Española de Pediatría (AEP).

Por estos días se está celebrando la Semana Mundial de la Lactancia Materna, ocasión en que los pediatras aprovechan a recordar a la población sobre la importancia de mantener la lactancia, cuanto menos, durante los seis primeros meses de vida del bebé.

Tras este primer período, los profesionales recomiendan combinar la leche materna con otras comidas complementarias hasta alcanzar los dos años de edad o, incluso más.

La leche de la madre “contiene todo lo que el lactante necesita durante los primeros meses de la vida”, enfatizaron los pediatras.

Protege al niño frente a las enfermedades tales como catarros, bronquiolitis, neumonía, diarreas, otitis, meningitis, infecciones de orina, enterocolitis necrotizante o síndrome de muerte súbita del lactante, mientras el bebé está siendo amamantado”, especificó la coordinadora del Comité, doctora Maite Hernández.

Pero aún más, aquellos bebés que amamantaron estarán más protegidos en su edad adulta: la especialista mencionó que serán menos proclives a sufrir de trastorno como “asma, alergia, obesidad, enfermedades inmunitarias como la diabetes, la enfermedad de Crohn o la colitis ulcerosa y arteriosclerosis o infarto de miocardio”, además de que contarán con un mejor desarrollo intelectual.

Este informe presentado concluyó que si bien cerca del 80 por ciento de las mamás españolas deciden amamantar (o están en condiciones de hacerlo) a sus hijos cuando dan a luz, sólo un 52 por ciento sigue haciéndolo a los tres meses, mientras que un 36 por ciento lo prolonga hasta los seis meses después del parto.

Por otra parte, Hernández aludió a otras de las ventajas de dar el pecho, y en este caso en relación con las madres, no con los niños: “Las mujeres que amamantan pierden el peso ganado durante el embarazo más rápidamente y es más difícil que padezcan anemia tras el parto, también tienen menos riesgo de hipertensión y depresión postparto”.

“Por otra parte, la osteoporosis y los cánceres de mama y de ovario son menos frecuentes en aquellas mujeres que amamantaron a sus hijos”, añadió.

“Prácticamente todas las mujeres producen la leche necesaria para alimentar de forma natural a uno e incluso dos hijos”, finalizó.

Vía Canalsur.es

Compartir en Google Plus
Periodista general recibida en TEA Mar del Plata, en el año 2005, con promedio distinguido.Actualmente soy editora de contenidos para las redes de Bitablog y Smallsquid. También he escrito para otras, como el Sobre de los Blogs. Desde mis inicios, me ha atraído todo la relacionado con Internet y los medios digitales, así como el mundo de la salud y el bienestar, del turismo y los viajes, la comunicación y la cultura en general.

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz