Cardo mariano, beneficios de su consumo

Cardo mariano planta

El cardo mariano es una planta que seguro que has oído en muchas ocasiones, pero la cual quizá no hayas utilizado en tu dieta ni en tu día a día. Su nombre es bastante particular, aunque si nos atenemos al nombre original nos tendríamos que referir a él como silybum marianum. Dispone de excelentes funciones para la salud, permitiéndonos mejorar nuestro estado a través de su consumo. Si estáis pensando en una forma de potenciar vuestro cuerpo en este periodo de Navidad os podemos decir que confiar en el cardo mariano es una buena idea. ¿Pero por qué exactamente? No os preocupéis porque ahora os lo contaremos todo.

Cardo mariano, mejorando el hígado

Si estáis preocupados por vuestro hígado o quizá lo tenéis un poco pachucho, esta planta será muy importante para vosotros. Uno de los motivos principales es que al ingerirlo estamos consiguiendo que se estimule la creación de nuevos tejidos dentro de nuestro organismo. Y lo que harán estos tejidos será ayudar al hígado a que esté más preparado para combatir las distintas toxinas con las que se enfrenta de forma diaria. Dado que nuestro organismo tiene demasiados elementos nocivos que hay que mantener a raya es bueno que dispongamos de la producción de toxinas en pleno rendimiento. Por otro lado, con esta planta también vamos a tener la posibilidad de notar cómo las células del hígado se benefician de la producción de glutatión, sustancia que desintoxica las células. Lo hace actuando no solo en el hígado, dado que también trabaja en otros órganos de gran relevancia, como los intestinos y el estómago.

Neuronas más sanas

Hay tantas enfermedades y problemas de salud que se generan debido a problemas en las neuronas que todo lo que podamos hacer para ayudar a que estén en forma será fundamental. Por eso es muy positivo saber que este tipo de cardo también beneficia al buen estado de las neuronas. Las tendremos más saludables y esto nos beneficiará en que aumentará la capa de neuroprotección de la cual disfrutará nuestro organismo. Hay enfermedades que no vamos a evitar por utilizar más o menos cardo mariano en nuestro día a día, pero esta planta sí ayudará a reducir los efectos de las enfermedades y descenderán también las posibilidades de que suframos estas enfermedades. Y eso nos resulta más que suficiente para tomarnos muy en serio la introducción de la planta en nuestra dieta. Algunas de las enfermedades que se pueden alejar son el alzheimer y la esclerosis múltiple.

Cardo mariano beneficios

El corazón también protegido

Una vez hemos visto lo buena que es esta planta para varias partes del cuerpo nos sigue sorprendiendo que aún tenga más aportes. ¿Cómo puede ser tan útil y aprovecharse tan poco por parte de la sociedad? Ese es un gran misterio. En el caso del corazón, también lo vamos a tener protegido y en un mejor estado de salud. La introducción del cardo mariano hará que controlemos distintos aspectos que nos podrían terminar pasando factura al buen estado del corazón, el cual ya sabemos que es un órgano fundamental para la vida. Por ejemplo, algo de lo que se ocupa la planta es de que no lleguemos a tener problemas de hipertensión, algo que resulta más común de lo que podríamos imaginar. Y junto a esto también se produce una reducción en las posibilidades de que terminemos sufriendo aterosclerosis, o dicho de forma sencilla, el proceso por el cual las arterias no solo se endurecen, sino que también se estrechan. Con el cardo podremos evitar todo esto en gran medida y aprovecharnos de sus claros beneficios.

Otros muchos beneficios

¿Queréis saber qué más aporta el cardo mariano? Lo vamos a utilizar para que las células del riñón estén mucho más sanas, evitando así problemas graves. También es útil para que podamos prevenir las posibilidades de sufrir diabetes, controlamos el colesterol, combatimos algo tan común como el estreñimiento y hasta se puede usar como antihemorrágico para mujeres que tienen un periodo demasiado abundante. Es útil, por otra parte, en aquellas personas que están sufriendo piedras, tanto en la vesícula como en los riñones. A estas les ayuda a que se reduzcan estos casos y que se puedan expulsar o disolver con mayor facilidad. El cardo nos beneficia al controlar la glucemia, actúa como medida antiinflamatoria y aunque no es algo que esté demostrado, puede ser efectivo en la prevención de algunos tipos de cáncer.

Otros pacientes de enfermedades graves, como el sida, consumen el cardo mariano de forma que se aprovechen de un beneficio completo en distintos de sus síntomas. También se puede usar en aquellas personas que tienen resaca y después del embarazo hay mujeres que lo aprovechan para que la producción de leche sea superior. No obstante, ya sabéis que si estáis embarazadas es mejor consultar con un especialista antes de tomar la decisión de introducir este tipo de planta en nuestra dieta.

Compartir en Google Plus

Acerca de Flor Milano

Deja una Respuesta

¡Sé el primero en comentar!

avatar

wpDiscuz